Escucha esta nota aquí

La madrugada del sábado un sujeto atacó con un machete a su pareja, la golpeó en la cara, los brazos, la espalda y las piernas. No conforme con eso la asfixió con sus manos y cuando pensó que no respiraba, la tiró al suelo, le pisó la cabeza y se durmió, probablemente creyendo que había acabado con la vida de su concubina.

Este nuevo hecho de violencia doméstica, delito que no cesa de crecer en las estadísticas departamentales y nacionales, ocurrió en una vivienda de la zona de la Pampa de la Isla. La víctima es una joven de 19 años y el agresor es un sujeto de la misma edad de su pareja, con quien tienen una relación de unión libre y que además han procreado una niña de tres años.

De acuerdo con la denuncia presentada por la muchacha, la madrugada del sábado su pareja estaba consumiendo bebidas alcohólicas en su casa y hacía mucho ruido con su teléfono celular, ya que escribía y recibía mensajes. Esto provocó que la hija que tiene la pareja se despierte y la víctima al momento de reclamarle por el uso del teléfono, se percató de que el agresor estaba conversando con otra mujer que le enviaba fotografías desnuda.

Esta situación hizo que la muchacha le reclame y el hombre entonces, además de agredirla sicológica y verbalmente, utilizó un machete que había en la vivienda para golpearla en diferentes partes del cuerpo a la joven, ante la mirada de la niña. No conforme con las lesiones que ya le había provocado a la víctima, el agresor la asfixió con sus manos y al pensar que ya no respiraba, la tiró al suelo y le pisó la cabeza en reiteradas oportunidades.

Una vez sintió que había acabado con su víctima, el sujeto se durmió, ya que se encontraba en estado de ebriedad, momento que aprovechó la joven para escapar y dar aviso a las autoridades.

Una vez conocieron el hecho, los investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de la Pampa de la Isla, unidad policial que a escala departamental está a cargo del coronel José María Velasco, fueron hasta la vivienda de la denunciante y detuvieron al agresor que ahora puede ser imputado por los delitos de violencia doméstica y tentativa de feminicidio.

La muchacha que tiene en el cuerpo los rastros de la violencia vivida, fue revisada por un médico forense que le otorgó 10 días de impedimento, salvo complicaciones.