Escucha esta nota aquí

El alcalde de La Guardia, Jorge 'Chichino' Morales, demanda mayor ayuda del Gobierno y de la Gobernación de Santa Cruz para atender las necesidades de su municipio. Ayer recibió una donación del Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra, como región integrante del área metropolitana.

Morales indica que La Guardia tiene una población que ronda los 200.000 habitantes y “con cuatro cosas locas" es difícil resolver los problemas de su región

Indicó que, hasta el momento, han recibido alimentos entregados por el Ministerio de Gobierno, que ya fueron distribuidos a la población, así como una donación insuficiente de insumos del Servicio Departamental de Salud (Sedes), dependiente de la Gobernación.

Morales hizo estas declaraciones en un acto oficial de agradecimiento por la donación que la Alcaldía cruceña hizo llegar a su par guardieña. Se trata de cinco camas hospitalarias y materiales de bioseguridad para fortalecer la atención médica en La Guardia. La ayuda se enmarca en los “principios fundamentales de solidaridad y cooperación que unen a los municipios de la región metropolitana” manifestó.

De acuerdo a las cifras compartidas por la autoridad, La Guardia registra más de 1.200 casos positivos de coronavirus, más de 2.000 sospechosos y al menos 30 personas fallecidas.

Morales anticipó que realizarán las “gestiones ante el Gobierno Nacional porque no se ha tomado en cuenta a los municipios de provincias. Vamos a hacer fuerza para que el Gobierno coordine con los principales actores que están mano a mano con los ciudadanos”.

Explicó que la devolución del 12% correspondiente a las retenciones del Impuesto Directo a los Hidrocarburos se logró por la presión de la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz), pero que los montos recibidos son insuficientes para atender las necesidades de los municipios.

Control al trasporte intermunicipal

Por otro lado, la responsable de Movilidad Urbana de La Guardia, Mariela Arteaga, manifestó que se están realizando los controles pertinentes para impedir que el transporte interurbano eleve las tarifas establecidas. Los operativos se realizan de manera conjunta con la Policía.

Según Arteaga, “unos 10 operadores de transporte público estaban cobrando por demás”. Recordó a la población que la tarifa aprobada para el trayecto Santa Cruz-La Guardia es de Bs 2.50. También denunció la presencia de particulares que se dedican al traslado de pasajeros con tarifas que sobrepasan los Bs 10.