Escucha esta nota aquí

El edificio central de la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra fue el escenario de la reunión de los alcaldes de Montero, Cotoca, El Torno y La Guardia, así como los representantes municipales de Colpa Bélgica, Warnes y Porongo, quienes conformaron la primera directiva del convenio para el establecimiento del Área Metropolitana de la Gran Santa Cruz.

El objetivo es unir esfuerzos para luchar contra la pandemia del coronavirus y, una vez pasada la emergencia médica, ver la manera de la reactivación económica de la región.

El convenio firmado hoy, que consta de 13 cláusulas, tiene su origen en la Ley Autonómica Municipal N° 1265, del 19 de diciembre de 2019, que busca gestionar e impulsar la activación del Área Metropolitana la Gran Santa Cruz.

Los pilares estratégicos incluyen establecer una metrópolis productiva y competitiva, que sea sostenible participativa, equitativa, integradora, con identidad y con gestión transparente”, explicó la alcaldesa cruceña Angélica Sosa, que fue designada presidenta del área.

La acompañan en la directiva Jorge Morales, burgomaestre de La Guardia, como vicepresidente; y Miguel Ángel Hurtado, alcalde de Montero, como secretario.

 Entre los compromisos que tiene este convenio están el de gestionar, de manera conjunta, ante el Gobierno las políticas destinadas a la reactivación económica de las comunas que lo conforman; abordar y resolver problemas comunes con respuestas integradoras y solidarias, priorizando la vida y la salud de los vecinos. También buscamos ejecutar planes, programas y proyectos concurrentes en salud, educación y saneamiento básico”, indicó Sosa.

El alcalde de La Guardia, Jorge Morales, aclaró que no se pretende quitar la responsabilidad a la Gobernación ni al Gobierno central, pues este último deberá instruir a los ministerios de Salud y de Economía y Finanzas para que vengan a Santa Cruz de la Sierra y expliquen el papel que están desempeñando.

Los municipios intermedios y pequeños somos golpeados por la indiferencia del Gobierno y de la Gobernación, que nos imponen leyes y decretos para afrontar la pandemia, como si fuéramos magos para hacer aparecer el dinero. El Ministerio de Salud brilló por su ausencia en las provincias, es decir, no existimos; es por ello que deben cumplir con su responsabilidad”, señaló Morales.

Por su parte, el responsable de la alcaldía de Cotoca, Wilfredo Áñez, propuso que la vigencia de este convenio vaya más allá de la duración de la pandemia, pues unidos podrán exigir recursos económicos al Gobierno. “Es lamentable la forma política en que se manejan los proyectos, desde La Paz, y nuestra asignación económica”, indicó.

Gerardo Paniagua, alcalde de El Torno, recordó que su municipio acoge mucha migración, pero la cantidad de recursos económicos no reflejan esa suma. “Mi despacho paga a 320 trabajadores de salud, pero el dinero no aumenta, pues los centralistas del Gobierno no lo miden”, comentó.