Escucha esta nota aquí

Las autoridades departamentales se mostraron indignadas tras el rechazo de la alcaldesa de Boyuibe, Alejandría Vacaflor (MNR) a la atención de las brigadas médicas Una esperanza por la vida y de los bomberos voluntarios de la Gobernación, a raíz de un foco de contagio de Covid-19 de unos internos del servicio militar.

“Si no quiere que estemos en Boyuibe, nos vamos a ir. Nosotros hemos venido a apoyarla con las brigadas médicas”, sentenció el subgobernador de la provincia Cordillera, Mario Morón, que reclamó que luego de enterarse en las redes sociales de los infectados por el virus, cambiaron el cronograma para visitar inmediatamente este municipio, con los médicos y bomberos voluntarios para hacer la desinfección del cuartel donde está el foco de contagio, además del hospital.

Por su parte, la asambleísta departamental Margoth Segovia manifestó su pesar por esta actitud de la alcaldesa, de no permitir a las brigadas médicas de la Gobernación cruceña, que cumplen la misión encomendada del gobernador Rubén Costas, que es el apoyar en la desinfección para frenar la cadena de contagios. Otro de los propósitos de la visita médica son los diagnósticos a otras dolencias de los habitantes, a fin de que estos reciban sus respectivos medicamentos de parte del personal que viene trabajando en más de 40 municipios.

“Esto es realmente preocupante. Esta pandemia, en vez de sacar lo bueno de las personas, está sacando lo malo. Pueblo de Boyuibe: a mí me duele el rechazo de una ayuda, hemos venido con la buena intención, y siento mucho, pero nos tenemos que retirar”, expresó apenada por la situación.

La razón de la alcaldesa

Por su parte, Vacaflor informó a EL DEBER que al ser una entidad autónoma territorial tienen sus normas de bioseguridad establecidas y que el Centro de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) determinó hace un mes que nadie entra a Boyuibe sin su prueba rápida.

"Incluso los que vienen con su prueba rápida, porque muchos están volviendo a su pueblo, tienen que entrar en aislamiento durante 14 días. Hace casi cuatro meses tenemos centros de aislamiento", explicó Vacaflor.

La autoridad contó que hace un mes, Cochabamba envió al Regimiento a 65 conscriptos que fueron aislados en un colegio, un alojamiento y en un coliseo. Del total, 12 salieron positivos. Después enviaron 19 soldados que fueron reclutados en Camiri y que el regimiento solicitó a la división del Ejército de ese municipio envíen una médica y una enfermera, pero que estando en Boyuibe dieron positivo a coronavirus.

"En vez de curarlos esos 14 días, vinieron a contagiar. Ayer dieron positivo otros dos soldados, un suboficial y un instructor. Se determinó anoche que todo el regimiento está en encapsulamiento. Ellos tenían esta brigada programada y estábamos contentos, porque queríamos que nos ayuden a hacer rastrillaje dentro del cuartel, porque eso puede ser una bomba de tiempo", explicó Vacaflor.

La autoridad municipal dijo que cuando la brigada llegó hoy a Boyuibe se les consultó si tenían sus pruebas rápidas para que puedan ingresar y les dijeron que no.

"Les ofrecimos hacerles las pruebas rápidas, pero no quisieron", lamentó la alcaldesa boyuibeña.