Escucha esta nota aquí

Por: Jessica Vega Muñoz

Con maquinarias livianas y pesadas, además de cuadrillas de trabajadores desplazados en diferentes puntos de la ciudad, las nuevas autoridades municipales arrancan su primera semana de gestión con un plan de eliminación de más de 80 microbasurales y la reparación de más 400 baches.

Durante los primeros tres días de intervención en los microbasurales, el alcalde Jhonny Fernández aseguró que se superaron las 200 toneladas de desechos recogidos en al menos ocho puntos. ‘‘La ciudad está llena de basura, estamos con maquinarias de Emacruz y hemos pedido a Vega-Solvi, que si en una semana no se eliminan los microbasurales, se los va a multar’’, manifestó Fernández.

Los microbasurales de la zona norte y este de la ciudad fueron los primeros en ser intervenidos, uno de ellos fue el microbasural formado en el octavo anillo y avenida Beni, cerca de la sede de Blooming; otro en el noveno anillo de la avenida Virgen de Cotoca, a la altura de la Laguna Guapilo y también por el quinto anillo detrás del Frigorífico Municipal.

El secretario municipal de Fortalecimiento Institucional y Autonomías, José Luis Santistevan, acotó que, dentro de las acciones inmediatas del plan de gobierno municipal en el aspecto del medioambiente, es recoger los residuos sólidos en puntos donde se formaron los microbasurales, además de dejar limpias las calles y los canales de drenajes.

“Hay una institucionalidad que no ha sido ejercida, es una ciudad que en los últimos diez años no tuvo autoridades municipales que no fueron capaces de ordenarla, tenemos una ciudad completamente sucia con un recojo de basura ineficiente”, explicó el secretario municipal.

Santistevan considera que esa disfunción municipal trajo consigo problemas estructurales, dejando fallas en el aseo de la ciudad, el drenaje, el transporte, los centros de abastecimiento e, incluso, en la seguridad, aspectos que llevarán un tiempo reconstruir.

Por su parte, el secretario municipal de Obras Públicas, Sergio Luna Camacho, explicó que, previo a la posesión del nuevo gabinete, una comisión recorrió las calles de la urbe cruceña, donde se identificó que hay más de 400 baches de diferentes magnitudes dispersos en toda la urbe.

‘‘En la ciudad tenemos más de 400 baches, hemos salido a inspeccionar las calles y supuestamente tenemos empresas que estaban haciendo el bacheo, pero no vimos que realizaban el trabajo’’, aseguró Sergio Luna.

Tras la inspección califican que, en términos generales el piso de la ciudad está sucio, maltratado y quebrado, por lo que la instrucción inmediata es no dejar un solo bache donde hay pavimento y loseta. Para ello movilizarán los equipos de trabajo en el día y la noche, con seis cuadrillas confirmadas de 10 a 12 trabajadores.  ‘‘Los trabajos se intensificarán durante una semana, o nos tomará el tiempo que sea necesario para reparar los más de 400 baches. Se va hacer el mantenimiento de vías de pavimento rígido, pavimento flexible en frío y losetas’’, precisó la autoridad.

Detalló que la zona sur es una de las más afectadas por los baches, problema asociado con el tema de las alcantarillas de Saguapag. Hay baches en las avenidas Santos Dumont, Moscú, en la doble vía a La Guardia y otras vías.

Estos huecos se formaron principalmente alrededor de las tapas de las alcantarillas, por lo que coordinaron con Saguapag para ejecutar los trabajos. ‘‘Saguapag es parte de esto y lamentablemente no se venía coordinando, ahora estamos exigiendo que cumplan su parte. Lo que pasa es que cuando se pavimenta, después viene Saguapag para subir sus tapas de alcantarillas y, al final le ponen un pavimento flexible que con el tiempo se termina deteriorando y se hace el bache’’, explicó.

Fiscalización

Además de poner en marcha el plan de emergencia con la limpieza y reparación de las vías, el gabinete municipal prevé acompañar las tareas fiscalizando las obras que se ejecutaron y quedaron en avance de la anterior gestión.

Esta verificación no solo se hará a los temas relacionados con el medioambiente, como el aseo y mantenimiento de vías, sino también en todas las reparticiones municipales. Sin embargo, desde la Secretaría de Obras Públicas adelantaron que hay contratos que llaman la atención al tener una misma fecha de inicio y finalización de obra, entre ellos, hay ocho contratos con un presupuesto de 20 millones de bolivianos por el servicio de reparación de pavimento rígido y bacheo, con una duración de 180 días y ya tendría un avance del 50 por ciento.

Hay otros nueve contratos firmados el 10 de marzo de este año, con una duración de 60 días, eso hay que revisar y visitar los distritos y preguntar a los vecinos si realmente se desarrollaron las actividades, caso contrario, no se va a proceder al pago de las planillas. El problema es que no nos dieron toda la información durante la transición y nos encontramos con una Secretaría deshecha y quebrada”, aseguró Sergio Luna.

En relación al personal, también observaron que se hizo 24 contratos eventuales, hechos el 29 de abril solo para Obras Públicas, con lo que suman a 71 el total de este tipo de funcionarios trabajando bajo esa modalidad, además de otros 203 que tienen ítems.

Hay una excesiva cantidad de personal en todas las áreas, a veces tenemos un fiscal para ver un bacheo. Todo ha sido mal manejado administrativa y técnicamente. Es un desafío grande, nos han dejado una Alcaldía y Secretaría en toco, con una deuda flotante de 26.217.419,42 bolivianos, contratos que no sabemos si están o no”, dijo la autoridad municipal.

Solo por construcción de drenajes hay una deuda de Bs 49,6 millones y hay un crédito para la construcción de pavimento, comprometidos con contratos firmados entre diciembre de 2019 y febrero de 2021, por un monto de Bs 552 millones, con un interés de 9,99 por ciento y ocho años plazo.




Reconstrucción

Por otra parte, Santistevan acotó que buscan recuperar el sentido de pertenencia y reconstruir la institucionalidad, para que los habitantes del municipio más poblado de Santa Cruz, sepan en qué se invierten sus recursos.

“Lo que la ciudad necesita primero es reconstruir su Gobierno Municipal y así tener funcionarios eficientes. Dentro de esa reconstrucción implica tener una Carta Orgánica y leyes que estén plasmadas como política de Estado, como también se necesita actualizar el Censo”, dijo Santistevan.

Otra de las acciones inmediatas que apuntan a cumplir, son en las áreas de salud, reordenamiento y mantenimiento (vial, transporte y centros de abastecimiento), y establecer directrices con una planificación participativa público-privada.

Los encuentros empezarán a realizarse con diferentes actores de la sociedad en los próximos días, donde tratarán diversos temas para solucionar los problemas que afronta la ciudad. “En estos foros se va analizar cómo mejorar el problema del BTR (Bus de Tránsito Rápido), el relleno sanitario, mercados, sobre la región metropolitana, entre otros y, a partir de ahí establecer directrices e incluirlas en la planificación”.

Según el Plan Territorial de Desarrollo Integral de Santa Cruz de la Sierra (PTDI) realizado en 2018, el municipio tiene una extensión de 140.471 hectáreas de las cuales 38.475 hectáreas comprenden al radio urbano, conformados en 12 distritos urbanos (formados por 12 anillos distanciados entre uno y tres kilómetros entre sí) y tres rurales (Palmar del Oratorio, Paurito y Montero Hoyos).

En la capital oriental, hasta el Censo del 2012, había una población de 1.454.539, pero en la proyección del Instituto Nacional de Estadística (INE) del 2020, la cifra de habitantes para ese año alcanzaría a las 1.722.480 personas.

El PTDI se reajustó el 2018 pero tiene problemas de planificación participativa, se debe reajustar. El censo es una medida necesaria e inmediata que se debe realizar”, afirmó José Luis Santistevan.

Con los datos sobre la población y vivienda reales que colecten de un nuevo censo, los representantes de las instituciones públicas pretenden recibir recursos acordes a la situación de cada región. Entre ellos, reforzar el sector salud, problema que arrastra con deuda histórica de más de 10.000 profesionales para el departamento cruceño.

Actualmente, la Alcaldía y la Gobernación cubren estas necesidades con contratos eventuales, siendo estos aún deficientes para cubrir la capacidad de los centros hospitalarios. En la ciudad hay más de 80 centros de salud de primer nivel o postas sanitarias y cinco hospitales de segundo nivel que dependen del municipio.


Salud

La lucha contra el coronavirus sigue siendo el pilar fundamental de la gestión edil, es por ello que uno de los decretos lanzados por el alcalde: el Nº 004/2021 de emergencia, fue para la preparación y ampliación de servicios en los centros de salud y hospitales de primero y segundo nivel.

El secretario municipal de Salud, Roberto Vargas, sostiene reuniones con los gerentes de redes y directores de hospitales, para realizar trabajo en conjunto y mejorar el acceso a la salud.

Dentro de los planes prevén que todos los centros de salud sean puestos a disposición para que la Gobernación los ocupe, para que se habiliten más puntos de vacunación contra el Covid-19 y toma de pruebas, así la población no se traslade al Hospital de El Remanso o hasta el Cambódromo. Aunque la vacunación ya se realiza en más de 20 puntos, no descartan que toda infraestructura municipal sea habilitada con un espacio para estas atenciones.

También buscan solucionar las falencias en los centros municipales, donde la comisión de transición verificó que se tienen equipos olvidados sin mantenimiento y que en la mayoría de los nosocomios no cumplían sus funciones a cabalidad y prevén habilitarlas para las Emergencias.


Comentarios