Escucha esta nota aquí

Vendedores de comida con puestos asentados en la vía pública y en áreas verdes, además de carritos que ofrecen comidas y bebidas, entorpecen la circulación vehicular en el ingreso al puente del Urubó, en la zona del cuarto anillo, pues los conductores detienen y, en otros casos, estacionan sus vehículos para comprar alimentos, ‘al paso’. El Gobierno municipal, a través de la Secretaría de Movilidad Urbana, realizó controles la mañana de este jueves para ordenar el tráfico en la zona.

Marco Franco, asesor de esa repartición, señaló que continuarán los controles en estos lugares, no solo en esa zona, que por las mañanas ocasiona conflicto en la circulación de motorizados, sino que extenderán su labor hacia el centro de la ciudad (distrito municipal 11), donde muchos vehículos paran y estacionan donde no deben para comer en estos sitios que le llaman "agachaus".

Según consta en la página Facebook de esa Secretaría, los controles en el centro de la ciudad ya iniciaron.


Franco manifestó que estos controles serán diarios y que, a partir de la siguiente semana, endurecerán las medidas y habrá multas para los infractores.

Comentarios