Escucha esta nota aquí

El Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra enviará a Santa Cruz 30 bomberos y personal especializado para combatir los incendios forestales y velar por la fauna. 

La alcaldesa interina, Angélica Sosa, agradeció uno a uno a los 30 brigadistas y les pidió que “hagan lo que saben hacer con la disciplina, la valentía, la entrega y el coraje con el que siempre hacen su trabajo”. Además, destacó el valor de la solidaridad cruceña que se manifiesta en el apoyo a aquellos municipios que lo requieran.

Los bomberos están equipados con los implementos necesarios y cuentan con un carro con autonomía de 5.000 litros de agua. La Alcaldía costeará los gastos de logística y dará viáticos al equipo.

La participación de los efectivos se ha coordinado con el Comité de Crisis para ejecutar una acción planificada que “ayude a muchas familias que están siendo afectadas por los incendios”, dijo Sosa.

Junto a los bomberos, la delegación cuenta con un equipo de biólogos, que se encargaarán del cuidado y rescate de los animales y el apoyo a la flora.

“Nuestra prioridad es la vida, nuestros bosques, nuestros animales, nuestra gente”, expresó la alcaldesa interina. Aprovechó la presencia de la ministra de Medio Ambiente y Agua, María Elva Pinckert, para recalcar al Ejecutivo que se  necesitan “políticas más claras que prohíban las quemas y los chaqueos que se practican en la actualidad, y que se los cambie por otros métodos que hagan producir nuestra tierra y limpiarla cuando corresponda”.

Lamentó que todos los años se pierdan miles de hectáreas de bosque por culpa de la acción humana, perjudicando tanto al campo como a la ciudad.

Por su parte, la ministra destacó la predisposición del gobierno municipal para enviar a los bomberos. Además, dijo que el Ejecutivo coordina acciones con la Gobernación y que su despacho “ha venido cuidando todos los centros de custodia (de animales) que existen en el país”.

Pinckert responsabilizó al anterior gobierno por las quemas reiteradas en la Chiquitania, puesto que “no había una política clara contra los incendios y había una política de traslación de la población de un lugar a otro por el mero hecho de buscar una planificación política”.

Finalmente, destacó la ayuda internacional, como la comprometida por Francia con quadratracks para acceder a los lugares de difícil acceso.