Escucha esta nota aquí

La Alcaldía de Santa Cruz evalúa de forma positiva la cuarentena rígida que rige en ese municipio durante los días de Carnaval. Su alcaldesa interina, Angélica Sosa, destaca el comportamiento de la población, que opta por quedarse en su casa.

“El balance es muy positivo, el comportamiento ciudadano es el que esperábamos todos, de absoluto respeto a la familia, hemos visto las calles desiertas, la gente quedándose en sus casas, hemos podido aplanar la curva de contagios”, destacó la autoridad en contacto con EL DEBER.

Señaló que un 95 por ciento de la ciudadanía cumple con las restricciones establecidas por la comuna, salvo algunos locales que en la víspera fueron descubiertos, pero que fueron cerrados sin “excesos ni inconvenientes”.

Además, reprochó la “falta de voluntad” de las Fuerzas Armadas (FFAA) y la Policía Boliviana, que no coadyuvan en la realización de los controles, aspecto que fue reprochado a la ministra de la Presidencia, María Nela Prada.

Hemos movilizado más de 2.000 funcionarios municipales”, resaltó la autoridad, recalcando que la población puede realizarse las pruebas de antígeno nasal y que eso permite la detección temprana de casos, para una atención oportuna.

Ese municipio gestionó la llegada de 600.000 vacunas contra el Covid-19 y que se priorizará a personas de más de 65 años, que son 350.000, 17.000 profesionales de salud y 250 ciudadanos con alguna enfermedad de base.

Comentarios