Escucha esta nota aquí

Como parte del programa de Urbanismo Táctico, el Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra intervendrá cinco puntos en el centro de la ciudad, entre ellos el paseo La Recova.

Para ello, autoridades municipales han iniciado una serie de talleres de diseño participativo, dirigido a vecinos, artesanos y zapateros que trabajan dentro de la zona central y que serán los beneficiados directos de este proyecto piloto, informó Andrea Daza, secretaria de Innovación, Tecnología y Planificación (Sitplan).

Daza informó que el objetivo es activar y revitalizar 5 puntos ubicados en el centro citadino, a través de intervenciones rápidas que generan impactos de largo plazo. “Estamos realizando talleres de socialización que son participativos, que involucran a los vecinos quienes nos hacen conocer sus problemas que afrontan en sus negocios o trabajos. Ellos serán partícipes del proceso de co-construcción y del mantenimiento del lugar”, dijo.

Uno de los puntos que pretende ser mejorado es la acera del Paseo La Recova, ubicada entre las calles Libertad y Florida. Durante una socialización del proyecto se pudo conocer que entre las necesidades de los artesanos está la iluminación, casetas, seguridad y mejoras en la calle para que el lugar sea más atractivo.

“Queremos potenciar este lugar, hacerlo más visible y atractivo para que los cruceños y los turistas se apoderen de este paseo”, sostuvo la autoridad municipal.

El presidente de la Unión de Artesanos Cruceños (Unarcruz), Carlos Padilla, agradeció a la comuna por tomarlos en cuenta en este proyecto de reactivación del Paseo La Recova, que tiene 51 casetas de exposición.

Similar fue la versión de Graciela Limón, representante de los artesanos ubicados en la acera y que venden productos de cuero, tejido y maderas, entre otras obras.

También se prevé realizar intervenciones en las zonas del hospital San Juan de Dios, plazuela Colón, la acera de ArteCampo y las calles Parapetí y Lemoine.





La socialización del proyecto se hizo en el barrio San Roque/Foto: Alcaldía cruceña

"Aquí queremos iluminar la zona donde está nuestra Cruz y rescatar la identidad cultural y religiosa", dijo Arturo Alcántara, presidente del barrio San Roque, que estuvo presente en el taller municipal que se efectuó atrás de la capilla.

Jorge Tapia, representante de la Asociación de Artesanos 9 de Febrero, lleva más de 47 años arreglando zapatos en la plazuela Colón. En una socialización del proyecto pidió que se coloquen techos para que los 11 miembros de esta asociación se protejan de las lluvias y de los rayos solares.


Tags

Comentarios