Escucha esta nota aquí

Al no contar con respiradores artificiales de terapia intensiva y ver los hospitales colapsados en la urbe cruceña para atender pacientes con Covid-19, en el municipio de San José Chiquitos aceptaron recomendaciones médicas y aprobaron el uso del dióxido de cloro para tratar a los pacientes contagiados.

En un encuentro realizado el martes, el alcalde josesano, Germaín Caballero, expuso los resultados que ha tenido su municipio al usar el dióxido de cloro como tratamiento para pacientes con Covid-19, informó el corresponsal de EL DEBER, Límber Cambará

Caballero citó el caso de un paciente infectado con el virus y su reacción al compuesto químico mineral. Ese paciente, que estaba en estado critico, a partir del suministro del dióxido  de cloro "presentó una mejoría considerable" y ha salido de la fase crítica de la enfermedad en corto tiempo, a diferencia de otros que necesitan al menos 20 días para recuperarse.


A decir del alcalde, el paciente no ha sufrido secuelas o efectos secundarios. 

Según el alcalde Caballero, en el hospital municipal de San José se disminuyó la ocupación de camas en la sala Covid-19. El pico más alto de internados ha sido de 17 pacientes, hoy se cuenta con solo 5. En la época de mayor carga viral en el pueblo fallecieron 12 personas, pero desde el uso del dióxido de cloro se reportaron tres muertes.

Actualmente, San José de Chiquitos cumple una etapa de cuarentena flexible. La población puede trabajar desde las 07:00 hasta las 15:00. 

No obstante, el Ministerio de Salud expuso en los últimos días que San José se encuentra en el rango de riesgo municipal alto.

Otra versión

No obstante, el Comité Científico Nacional también expuso en días pasados, con evidencias y documentos, que el consumo del dióxido de cloro sí puede ocasionar efectos secundarios como falla respiratoria, hipertensión, falla hepática aguda, anemia hemolítica, vómitos, diarrea severa, entre otros.

"El dióxido de cloro es una sustancia utilizada como desinfectante de superficies y blanqueador de materiales orgánicos", señala el Ministerio de Salud

Según el Ministerio de Salud, no existe ninguna publicación en revistas médicas científicas sobre sus efectos contra Covid-19. 

Antes de la aparición de la pandemia esta sustancia ya fue difundida en varios países europeos como cura “milagrosa” para enfermedades no relacionadas entre sí, tales como autismo, cáncer, VIH/sida, hepatitis, entre otras. Dicho uso se realizó sin autorización ni evidencia documentada. Al contrario, con serias observaciones y censuras. 

"Difundir irresponsablemente argumentos, con lenguaje aparentemente científico, información infundada sobre estos mecanismos, sin tener ninguna base científica experimental, se constituye en un engaño", señala un comunicado del Comité Científico Nacional.

En este sentido, el Ministerio de Salud recomienda a la población boliviana evitar la manipulación psicológica, la indebida insinuación y la intimidación ejercida para ingerir dióxido de cloro con el supuesto fin de prevenir o tratar Covid-19. Puede leer el informe completo del Ministerio haciendo click aquí.

Del mismo modo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) también advirtió sobre los efectos nocivos de este químico e instó a no adquirir ni consumir este producto que es publicitado como "milagroso", ya que no existen evidencias científicas claras sobre su aplicación.

Pese a esta advertencia, amparados en el Artículo 15 de la Constitución Política del Estado, que establece que toda persona tiene derecho a la vida y a la salud, el Comité Operativo de Emergencia Municipal de San José de Chiquitos, decidió de manera autónoma aprobar el uso del dióxido de cloro en pacientes que así lo requieran. También lo han hecho otros municipios cruceños, incluso en el departamento de Oruro.

​​El Ministerio de Salud recomienda a la población boliviana evitar la manipulación psicológica, la indebida insinuación y la intimidación ejercida para ingerir dióxido de cloro​.