Escucha esta nota aquí

El Gobierno Municipal de Yapacaní procedió esta mañana a la clausura definitiva del bar karaoke El Casino, donde la madrugada del sábado dos encapuchados mataron a tiros a dos hombres y dejaron heridas a unas cuatro personas.

Neptalí Vargas, responsable de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la comuna de Yapacaní, junto al intendente René Apaza, confirmaron la clausura del local, pues estaba abierto al público, violando la cuarentena. "La clausura es definitiva", informó Vargas.

 Apaza indicó que, en el municipio de Yapacaní funcionan unos 50 locales nocturnos, entre bares, rockolas y karaokes. Recordó que en esta etapa de cuarentena, por la pandemia de Covid-19, los locales nocturnos están prohibidos de abrir y pidió a la ciudadanía que denuncie a los boliches que infrinjan las normas.

El hecho de sangre

Según el comandante de la Policía de la Provincia Ichilo, coronel Franklin Villazón, el hecho de sangre ocurrió cerca de la una de la madrugada de este sábado en el local El Casino, ubicado en la avenida Epifanio Ríos. 

Dos sujetos armados, con el rostro cubierto, irrumpieron en el local nocturno, se dirigieron a una mesa donde compartían unas cinco personas y empezaron a dispararles. Como consecuencia de los disparos, Ramiro Aramayo Aramayo, alias Anguila, y Snaider García Oropeza murieron de forma instantánea, mientras que al menos cuatro personas quedaron con múltiples heridas. Se sabe que Aramayo tenía antecedentes penales, pues en 2019 enfrentó un proceso por tentativa de homicidio. 

El hecho fue presenciado por una veintena de personas que se encontraban en el local. Horas después, la Policía llegó al lugar para levantar evidencias, tomar declaraciones a los testigos y recoger otras pistas que permitan dar con los autores de estas muertes. 

Los cuerpos de los fallecidos fueron trasladados a San Carlos, mientras que los heridos llevados al hospital de segundo nivel de Yapacaní. Según el informe médico divulgado por el doctor Iván Zapata,llegaron cuatro personas heridas con armas de fuego, tres varones de 20, 25 y 33 años, y una mujer, de 20 años. 

"Llegaron con signos vitales, sin ninguna complicación. Tenían heridas a nivel de los miembros inferiores, solo el de 25 años tenía una herida en la pelvis", indica el informe. Luego de que curaran sus heridas, los cuatro rechazaron su internación y manifestando que querían internarse en un centro privado, pidieron su alta médica y se les otorgó.

 La Policía maneja como una de las hipótesis más posibles un ajuste de cuentas por mafias relacionadas al narcotráfico. Por razones investigativas fue arrestado el administrador del karaoke.




El local nocturno donde ocurrieron las muertes/Foto: Soledad Prado

"Fue como en las películas"

Uno de los testigos del hecho, que pidió no ser identificado, comentó a EL DEBER todo lo que vio esa noche. "En mi vida pensé pasar por esto. Fue algo impresionante, algo que solo se ve en las películas", dijo y que todo ocurrió en cuestión de minutos. 

"Los dos sujetos ingresaron al local, miraron hacia varios lados y luego se dirigieron hacia una mesa donde estaban esos jóvenes, que habían llegado  unos 40 minutos antes. Sin decir ninguna palabra, les dispararon, tenían armas automáticas, de grueso calibre", contó. 

El testigo también refirió que en ese momento había entre 25 y 30 personas en el local, quienes al escuchar los disparos salieron despavoridas. "Unos salieron corriendo por la parte de atrás, otros saltaron la barda. Yo me fui al hospital porque estaba con taquicardia", añadió.  

Actualmente, Yapacaní se encuentra sin policías, pues los uniformados se retiraron por seguridad y órdenes superiores, antes de que lleguen los motoqueros armados en las protestas por la fecha de las elecciones generales.