Escucha esta nota aquí

El alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, recorrió diversas unidades educativas para entregar el desayuno escolar. Además, en cada una de sus visitas, revisó el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad exigidos para el retorno a las clases presenciales.

En la Unidad Educativa Mirette Sciaroni de Bruun, ubicado en el tercer anillo entre el canal Isuto y la Radial 26, el burgomaestre supervisó la entrega de los alimentos. Desde este lunes, por la mañana, los estudiantes reciben galletitas y un complemento lácteo. Fernández comprometió la entrega de frutas en los próximos días.

Durante la visita, el alcalde anunció un reglamento de alimentación saludable que deberá regir tanto al interior de los colegios como en los puestos de venta que se instalan en las proximidades de los mismos. "Basta de comida chatarra, de golosinas traídas de afuera y con fecha vencida, de consumo de azúcar", afirmó la autoridad.

El municipio fiscalizará la venta de productos a estudiantes para que cumplan ciertas normativas y garanticen una alimentación "con productos naturales lo más saludable para los niños".

Además de la entrega del desayuno escolar, Fernández supervisó el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad. Además de la utilización del barbijo, en la entrada al centro se controla la temperatura de los escolares y se les dispensa alcohol en gel para la desinfección de las manos.




Estudiante disfruta el desayuno escolar en el primer día de retorno a las clases. Foto: Juan Carlos Torrejón


En esta misma jornada, en las instalaciones del Colegio Mirette Sciaroni, trabajaba una unidad de vacunación para inmunizar a los niños contra el coronavirus. Todas estas disposiciones forman parte de las medidas de bioseguridad solicitadas por las autoridades para garantizar el retorno a clases presenciales. 

La directora del colegio se mostró agradecida por el retorno a las aulas, después de dos años. Este lunes, aclaró, solo acudió la mitad de los estudiantes inscritos en la unidad educativa. "Hemos dividido los cursos en dos grupos para que asistan de manera alterna, en un sistema semipresencial". El deseo de la directora es que pronto todos los estudiantes puedan compartir el mismo espacio.



Comentarios