Escucha esta nota aquí

Una comisión del Gobierno Municipal procedió este jueves a notificar a los dueños y vivientes del cordón ecológico del río Piraí, sobre la pausa administrativa y ambiental aprobada por la comuna.

La secretaria municipal de Innovación, Tecnología y Planificación (SITPLAN), Andrea Daza, encabezó el operativo. La medida, que fue anunciada por el alcalde Jhonny Fernández el pasado martes, se efectiviza dos días después con la notificación a propietarios y vivientes en la zona.

"No podrán realizar ningún proceso en la administración pública, ni ejecutar ninguna construcción", advirtió Daza al señalar que "la pausa es en todas las acciones".

También se entregará una notificación a los dragueros para que se mantengan en el cumplimiento de la Ley de áridos 3425. Para ello, el municipio se reunió con las asociaciones que aglutinan a los operadores de dragas.

Según Daza, la pausa se extenderá por tiempo indeterminado hasta que se cuente con "una planificación del manejo del cordón ecológico". En este sentido, la conformación de una unidad técnica que se encargue exclusivamente del control, monitoreo y preservación de la zona ayudará a proyectar su uso definitivo.

El miércoles, el concejal de Comunidad Autonómica, Federico Morón, y la activista medioambiental Sandra Quiroga, inspeccionaron la zona para verificar las irregularidades que se cometen en el cordón ecológico. Verificaron que hay asentamientos ilegales y también construcción en este pulmón verde de la capital cruceña.

Quiroga manifestó que se ha causado un "daño a gran escala" al área de protección y defensa ante una posible crecida del río.


Comentarios