Escucha esta nota aquí

El alcalde Jhonny Fernández reabrió este miércoles el hospital El Tatú, del distrito 7 de la Villa Primero de Mayo, para utilizarlo como centro integral para pacientes con Covid-19, luego del aumento acelerado de casos positivos en el municipio cruceño.

El nosocomio tiene 60 camas habilitadas y  una treintena de funcionarios de salud para atender a los pacientes que requieran internación. Además, cuenta con equipos especiales de asistencia de respiración y generadores de oxígeno.

“Se va a tener 60 camas que van a servir de auxilio a mucha gente en esta emergencia que se está viviendo, porque hay segundos y terceros niveles que están saturados, aquí se puede hacer un trabajo y una atención con especialistas también. Vamos a dar atención con medicamentos, porque hay que hacer el tratamiento a aquellos que están positivos”, explicó Fernández.

El centro Tatú es dependiente del hospital municipal Pampa de la Isla y está conformado por un equipo multidisciplinario de médicos especialistas, estudios complementarios e imagenológicos para brindar una atención con calidad y calidez a la población, según la autoridad edil.

“Si tenemos problemas en algún primer nivel, en lugar de derivarlo a los segundos niveles, que ya están saturados, se pueden venir aquí (al hospital El Tatú). Ahora lo que vamos a hacer es equiparlo con una ambulancia  para auxiliar a los pacientes”, detalló el burgomaestre.

El centro integral especializado en Covid-19 cuenta con 60 camas, 29 cilindros de oxígeno en funcionamiento, cinco equipos de asistencia de respiración CPAC oxígeno de flujo bajo, 25 generadores de oxígeno (por entregar del Ministerio), rayos X portátil, laboratorio y farmacia.

En cuanto a los recursos humanos, tiene cinco farmacéuticas, seis bioquímicos, 14 médicos generales, 13 auxiliares en enfermería, cinco licenciadas, uno en recepciones/admisiones, seis en personal de limpieza y dos guardias municipales.

Comentarios