Escucha esta nota aquí

La Alcaldía de Santa Cruz a través de la Secretaria Municipal de Innovación, Tecnología y Planificación “declaró pausa administrativa” en el área protegida del cordón ecológico del río Piraí. De acuerdo a normas municipales, en esa área solo se pueden realizar trabajos de reforestación; sin embargo, personas particulares realizan otro tipo de actividades.

La resolución surge después de una denuncia que realizó EL DEBER en la que reflejaba la existencia de un pavimento a menos de 100 metros del río. También se mencionó el asentamiento ilegal de familias al interior del área protegida, además de la tala de árboles.

De acuerdo al documento municipal, las autoridades también prohíben trabajos de construcción o ampliación de viviendas, urbanizaciones, condominios, encierros perimetrales, aperturas de nuevos caminos o sendas, fraccionamiento de predios, desmonte mecanizado o manual, remoción de suelos, caza, pesca y comercialización de animales silvestres.

A ello se agrega la prohibición de la tala de árboles, emplazamiento de fuentes fijas o móviles de contaminación acústica y otros que puedan comprometer la funcionalidad hidráulica de la llanura de inundación y las funciones ambientales que brinda a la población el área protegida del Piraí.

Los presuntos propietarios o personas que están posesionadas de forma ilegal deberán apersonarse ante la Secretaria Municipal de Innovación, Tecnología y Planificación, adjuntando documentación que justifique su interés legítimo de cualquier tipo de actividad, señala la resolución.

Comentarios