Escucha esta nota aquí

El alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, dijo que el Gobierno municipal solicitará el embargo de bienes de las personas que le causaron daño económico al municipio y que el dinero será invertido en salud y educación.

“Nosotros estamos trabajando para que sean embargados todos los bienes de estos corruptos y vamos a monetizarlos. La plata tiene que volver al pueblo, no se la van a llevar. La vamos a traer para salud y educación”, afirmó Fernández este viernes durante el encuentro multisectorial que sostuvo en la Alcaldía cruceña.

 Fernández calcula el daño económico al municipio en más de 60 millones de bolivianos por el caso ítems fantasmas. “Esa plata unos cuantos la han disfrutado y la tienen en casas y autos, (pero) eso no tiene que volver a ocurrir y tampoco va a quedar en la impunidad”, aseguró.

Agregó que se apoyará a la Fiscalía que investiga el caso para que los culpables “vayan a la cárcel” porque un millón de bolivianos (sustraído de manera ilegal al municipio) alcanza para construir una escuela. “60 millones son 60 escuelas”, remarcó.

En el vertedero municipal, advirtió el alcalde, se invirtió 7 millones de dólares y  esos recursos permitirían la construcción de un hospital mientras que el proyecto del BRT costó 200 millones de bolivianos que pudieron invertirse en salud.

Para Fernández el encuentro multisectorial es una llamada de atención para quienes administran justicia, para los corruptos y para las personas que intenten cometer hechos ilícitos al interior de la Alcaldía.

Fiscalía también pidió anotación de bienes

Por el caso ítems fantasmas la comisión de fiscales también inició el proceso para el embargo preventivo de los bienes del exalcalde Percy Fernández y de la interina, Angélica Sosa. El primero fue apartado del caso de manera temporal por salud y la segunda guarda detención preventiva en Palmasola junto a otras cuatro personas implicadas.

Comentarios