Escucha esta nota aquí


La alcaldesa interina de la ciudad, Angélica Sosa, y el secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, inspeccionaron esta tarde el centro de salud del distrito 10, que pasó a manos de la Gobernación para ampliar la capacidad de atención del tercer nivel.

El aumento explosivo de casos de Covid-19 en los últimos días han obligado a las autoridades sanitarias a poner en marcha la segunda fase del plan de contención del coronavirus, el mismo que contempla en aumento de la capacidad hospitalaria.

"Hoy entregamos este centro al Gobierno departamental con laboratorio instalado y las camas las dotará la Gobernación. Las que teníamos acá serán instalada a dos centros de salud municipal", expresó. 

Sosa explicó el centro no será de referencia de Covid-19, sino que funcionará como un hospital de medicina interna, pues va a permitir ampliar la capacidad del hospital San Juan de Dios, es decir, va fortalecer atención en el tercer nivel de atención.

El secretario de Salud, Óscar Urenda, confirmó que el centro es una extensión del San Juan de Dios para medicina interna para poder liberar en ese hospital e instalar más camas de terapia intensiva. En este sentido, agradeció su apoyo al gobierno municipal. Son 33 camas las que serán habilitadas en los próximos días, iniciando con pacientes que serán derivados del San Juan de Dios.

Consultado sobre la situación del Covid-19 en el departamento, Urenda dijo que es "compleja", toda vez que sigue en ascenso, más cuando en solo dos días hubo más de 100 casos.

Sobre la flexibilización de la cuarentena, Sosa manifestó que cualquier decisión será tomada sobre la base los informes técnicos, pero como van las cosas (con los casos en ascenso) Santa Cruz de la Sierra no tienen las condiciones para una actividad dinámica.