Escucha esta nota aquí

Con la presencia de la presidenta Jeanine Áñez, los alcaldes de La Paz, Luis Revilla, y de Santa Cruz de la Sierra, Angélica Sosa, suscribieron un convenio con el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), a fin de implementar laboratorios urbanos de innovación Social para la inserción laboral de mujeres a cargo de cuidados de niños y niñas en primera infancia. El programa cuenta con el respaldo y financiación del Fondo para el Desarrollo de la República de la India.

Áñez aplaudió la iniciativa impulsada por los gobiernos municipales y que tiene por “objetivo formar y capacitar a las mujeres que están criando niños para que tengan un trabajo digno y puedan ganarse su propio dinero”. 

Áñez considera que estos programas empoderan a la mujer y ayudan a cerrar la brecha laboral que se refleja en un salario menor y en una mayor complejidad para ingresar al mercado de trabajo.

La mujer, “cuando produce, cuando tiene dinero fruto de su propio esfuerzo, se empodera. Nos da autonomía saber que no dependemos de nadie en lo personal o en lo familiar”, expresó la mandataria, en un acto realizado hoy. Añadió que, mediante el programa de inserción laboral se fortalece “la autoestima de las mujeres, ayuda en esa seguridad que tanto necesitan para salir adelante”.

La representante residente del PNUD, Lucía Mermet, explicó el alcance del programa destinado a atender “las brechas de género que son un problema medular en el continente y en espacial en Bolivia”. Las barreras de acceso al empleo digno se intensifican como consecuencia de la crisis derivada de la pandemia del Covid-19 y afectan, sobre todo, a mujeres de estratos bajos y provenientes de etnias originarias.

Los laboratorios urbanos de inserción laboral se implementarán durante 24 meses con una inversión de Bs 7 millones, destinados para la infraestructura y para los recursos humanos.

Mermet convoca a las autoridades nacionales y municipales para sostener políticas públicas “que permitan dar respuesta pronta y atender estos desafíos para la mujer” mediante acciones conjuntas que ayuden a reducir estas brechas que afecta, en especial, a las mujeres.

Con la implementación de los laboratorios de innovación se crearán espacios de capacitación y formación para niños y niñas, y centros de la tercera edad.

La alcaldesa  Sosa agradeció el apoyo internacional para impulsar este programa l porque ataca “uno de los mayores obstáculos a los que se enfrenta el desarrollo humano”, en referencia a las desigualdades laborales que afectan a las mujeres.

Sosa considera que las políticas públicas y los proyectos que incentivan la participación de la mujer en la economía, son de mucha importancia.

El municipio cruceño implementa desde hace varios años diversos talleres de capacitación destinados a la mujer, estos talleres ya han alcanzado a casi 100.000 hogares. También cuenta con las guarderías municipales, públicas y gratuitas, que beneficiaron a 16.000 familias desde el 2014.

Por su parte, el alcalde Revilla dijo que la crisis derivada por la pandemia del Covid-19 ha afectado con mayor intensidad a las mujeres. En tal sentido, indicó que su municipio impulsará “políticas públicas que incorporen el enfoque de género y propongan servicios innovadores de atención a la primera infancia”.

La firma de los acuerdos contó con la presencia de ministros de Estado como el de Economía, Oscar Ortiz; de presidencia, Yerko Núñez; de Justicia, Álvaro Coimbra; y de Planificación para el Desarrollo, Branko Marinkovic. 

Marinkovic mostró datos que evidencia la desigualdad como por ejemplo que el 44% de la población laboral activa dentro del sector formal corresponde a la mujer mientras que algo más del 55% son varones. 

Dijo que su cartera impulsará acciones que ayuden a dar  autonomía económica de las mujeres, especialmente aquellas de ingresos más bajos.