Escucha esta nota aquí

Después de alertar sobre un nuevo brote de sarampión en Santa Cruz, las labores del Gobierno departamental apuntan a la inmunización de personas, principalmente menores de edad, para evitar que la enfermedad se propague. Según el responsable del Programa de Influenza del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Boris Chang, en cuatro días de campaña se visitaron 252 manzanos y se aplicaron 2.700 vacunas, de las cuales 1.700 fueron para prevenir el sarampión.

Las labores se centran en lugares donde se detectaron casos de la enfermedad, de la que no se tenía registros de magnitud desde hace dos décadas. Uno de estos espacios fue la zona de la avenida Virgen de Luján, pero también se apunta a llegar a otros barrios.

En este sentido, Chang advirtió que la reaparición se debe a que la población no está tomando conciencia del sarampión, ya que no es normal que haya un brote al existir una mecanismo de prevención.

"Hemos tenido cuatro días de actividad intensa para vacunar niños y que podamos hacer una capacitación y así realizar un monitoreo en la ciudad", manifestó Chang  y agregó que redoblarán esfuerzos para aplicar las dosis que sean necesarias.

La vacuna es gratuita, la Gobernación dispuso de 40.000 dosis para la población cruceña, que puede acudir a algunos de los 64 centros de salud que son dependientes del ente departamental. La inmunización prioriza a los niños y niñas, según las autoridades sanitarias.

Los padres de familia que quieran vacunas a sus hijos deben acudir a algún centro de salud dependiente de la Gobernación. Se debe presentar la cédula de identidad o un certificado de nacimiento, así como el carné de vacunación.

El caso más reciente

En los últimos días se dio conocer que un menor de edad contrajo el sarampión y, según Chang, hasta el momento su evolución es favorable y de seguir así, podría conllevar a que sea dado de alta en los próximos días, pero seguirá en observación, ya que hay factores de riesgo que afectan a su salud como la desnutrición, que hace su cuadro más delicado.

"La desnutrición agrava el estado general de cualquier paciente, pero si hay una favorable evolución puede ser dado de alta", sostuvo Chang, a tiempo de convocar a la población a vacunarse para frenar la propagación de la enfermedad.

Comentarios