Escucha esta nota aquí

Corresponsal: Soledad Prado

La crecida del río Ichilo y el desborde del cauce a la altura de Puerto Grether han obligado a las autoridades de Yapacaní a pedir la evacuación de las familias que se asientan a orillas del afluente. Las imágenes que se observan en un video muestran las calles inundadas por el cauce desbordado.

El responsable de la Unidad de Gestión de Riesgos del municipio, José Manuel Ignacio Fita, califica la crecida como extraordinaria puesto que superó los 12 metros y medio, algo más de 5 metros respecto a otras crecidas.

Ignacio señala que se trabaja en la evacuación de las familias asentadas en el cauce del río y que habitan en las cabañas en Puerto Grether. También advierte sobre el riesgo de posibles desbordes del mismo río en otras cuencas. En total, Ignacio calcula que son entre 40 y 50 familias las afectadas.

Afortunadamente, el río Yapacaní se encuentra en descenso tras registrar unas subidas del nivel mayores a los 3,50 metros.

La alerta roja decretada por la crecida de los ríos se extiende por la cuenca baja mientras se aguarda que lleguen las aguas.




Comentarios