Escucha esta nota aquí

Ana Gloria Salazar, exsecretaria del Concejo Municipal, mediante una carta respondió a las acusaciones hechas en su contra por el abogado de Angélica Sosa, Joadel Bravo, quien presentó supuestos testigos para demostrar la venta de cargos en el municipio cruceño por  exfuncionarios que respondían a UCS.

En su carta, Salazar  exculpa a  Jhonny Fernández sobre supuestos hechos de corrupción y asegura que las declaraciones de testigos que presentó Bravo a la prensa son "falsas ".

Salazar fue sindicada por el abogado de Sosa como la responsable de la venta de ítems y contratos en favor de UCS. 

Ella niega su implicación en la "venta de ítems y contratos para ocupar cargos en el Gobierno Municipal". Asegura no conocer acuerdos o alianzas políticas entre UCS y SPT (Santa Cruz Para Todos), el partido de Percy Fernández y Angélica Sosa.

La misiva también alude a su relación con el actual alcalde y asevera que "nunca le solicitó algún cargo para ocupar en la Alcaldía". 


Salazar ingresó como funcionaria del Concejo Municipal en 2016, antes de que Jhonny Fernández asumiera su curul como concejal. En el memorándum de asignación, firmado por Percy Fernández, se la asigna a la oficina 4 del Concejo Municipal.

En su carta, Salazar dice: "(Jhonny Fernández) Nunca me solicitó ni instruyó que yo realizara ninguna clase de venta de ítems o de contrato para ninguna persona". Eso sí, confirma que "se prestó dinero con intereses tal como demuestro con las letras de cambio", situación que aclararía parte de las denuncias de Bravo.

En conversación telefónica, Bravo expresó su asombro puesto que la Alcaldía "otorga palestra a una rebelde de la justicia" al compartir la mencionada carta. 

Más allá de ese hecho, Bravo asegura contar con las pruebas que demostrarían la venta de ítems y contratos en la oficina asignada a UCS en el Concejo. Además, cuestiona la declaración escrita de Salazar ya que "la Fiscalía sacó dos procesos" en contra de ella por las denuncias en su contra. 

Para Joadel Bravo, la carta responde a una estrategia para resguardar a Jhonny Fernández y a la UCS ante posibles implicaciones por el caso  ítems fantasmas. "Entiendo que esa señora (Ana Gloria Salazar) hace eso porque su marido trabaja en el SER (Secretaría de Recaudaciones) y puede quedarse sin trabajo", complementa Bravo.

Comentarios