Escucha esta nota aquí

El Gobierno, más allá de la declaratoria de epidemia sanitaria por el coronavirus, emitió siete medidas preventivas y puso en marcha la habilitación de construcciones levantadas por el MAS, las clínicas donde trabajaban los médicos cubanos que hoy están vacías, la villa deportiva de los Juegos Suramericanos e incluso alquilan hoteles para aislar a los pacientes y no llevarlos a hospitales públicos.

“A este virus no le importa de dónde somos, qué ideología tenemos ni tampoco nuestro origen”, dijo la presidenta Jeanine Áñez en una conferencia de prensa poco después del mediodía de ayer.

Posteriormente enumeró las siete medidas que se tomaron en la reunión de gabinete.

La primera anunciada fue la suspensión de las clases en todo el país, en todos los niveles, preescolar, escolar y universitario, hasta el 31 de marzo.

Se determinó la suspensión de vuelos desde y hacia Europa, desde el sábado. El control a las personas que ingresen por fronteras.

La prohibición de eventos públicos de más de mil personas. Este tema afectará a los partidos del campeonato de fútbol, como a conciertos programados y diferentes tipos de actividades.

Áñez informó sobre la creación del Gabinete para la atención de este virus que ha desatado una pandemia a nivel mundial.

Se intensificarán las acciones para evitar que insumos médicos y de aseo suban sus precios.

De hecho, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz, detuvo ayer a una comerciante de la calle Garcilazo de la Vega, en La Paz, que fue acusada de vender 10 barbijos en Bs 600. La persona detenida se acogió al derecho al silencio y se procesa su audiencia cautelar.

La Policía Boliviana inició también los operativos de control en los negocios de venta de barbijos, alcohol en gel y otros insumos, y habilitó el sistema BOL 110 para recibir denuncias ciudadanas sobre agio y especulación.

“El BOL 110 está en la capacidad de responder ante cualquier denuncia de manera inmediata, los ciudadanos nos comunican y todos los equipos que están en estos momentos realizando este operativo vamos a presentarnos en el lugar para intervenir”, señaló el director nacional de la Felcc, coronel Iván Rojas.

Finalmente, la séptima medida fue habilitar en Santa Cruz y progresivamente en las ciudades capitales, más El Alto, infraestructura destinada a la atención exclusiva de casos.

El caos

La llegada del coronavirus al país ha desatado histeria colectiva. En los centros de abasto del país, no escasea solamente el alcohol en gel, también otros implementos de limpieza.

Padres de familia de una escuela de Quillacollo treparon las paredes del centro educativo para sacar a sus hijos, luego de que el director departamental de Educación, Iván Villa, informara de cuatro casos sospechosos de coronavirus. 

El hecho se produjo en la unidad educativa Milivoy Eterovic, donde personal de la Policía Boliviana y ambulancias tuvieron que intervenir para facilitar la salida de los estudiantes.

Villa sostuvo que existían cuatro casos sospechosos en ese establecimiento, por lo que se tuvo que aislar a los alumnos a la espera de personal médico para que realice controles de temperatura.

Sin embargo, por la tarde el Jefe de Epidemiología de Cochabamba, Arturo Quiñones, informó que los cuatro supuestos casos dieron negativo por lo que pidió a la población mantener la calma.

Hasta el momento solo tres casos están confirmados, dos en Santa Cruz y uno en Oruro.

El ministro de Salud, Aníbal Cruz, descartó el caso de un exminero de 65 años, que falleció la madrugada de ayer en un hospital de El Alto. Advirtió que el deceso se produjo por un caso de neumonía complicado por una fibrosis pulmonar.

Ayer por la tarde persistía la vigilia de un grupo de vecinos y de trabajadores de salud que rechazan que una paciente con coronavirus sea internada en un hospital de la zona norte de Santa Cruz.

En el lugar también hubo presencia policial, al menos una decena de efectivos, para garantizar que no se registren incidentes, pues las autoridades sanitarias indicaron que no retirará a la paciente del lugar. Mientras que los vecinos aseguraron que la vigilia se mantendría hasta que la mujer sea llevada a otro centro. Según los vecinos, cerca de las 11:00 ingresó la señora de 60 años a este nosocomio. Fue internada en un ambiente ubicado en la segunda planta del edificio, donde no hay otro internado.

Al respecto, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, comentó que lo primero que se debe condenar es la falta de solidaridad de “algunas personas”, como grupos y personal de salud que se oponen al ingreso de pacientes infectados a los centros médicos, “y a esto hay que ponerle nombre y apellido. No es la gente común que ha hecho esto, sabemos que fue movido por el candidato del MAS, Luis Arce, ese partido trasladó gente para que se genere ese caos. Es terrible, detestable y censurable. Pareciera ser que también hay otro candidato que está tras eso”.

El diputado del MAS, Víctor Borda, consideró que esta declaración es “absurda. Decir que el MAS moviliza gente para impedir que una persona sea atendida en un centro hospitalario es ridículo. Lo que quiere el ministro es ocultar una política en el ámbito de salud y fundamentalmente de enfrentar la amenaza de este virus absolutamente improvisada”.

Complementó que este virus ya circula en el mundo hace meses, y el Gobierno no hizo nada para tomar las medidas preventivas. “Con comprar 10 artefactos para medir la temperatura nos hemos conformado”, replicó.

Su colega del MAS, Mireya Montaño, comentó que las medidas que asumió el gobierno son tardías. “Actuar antes hubiera evitado el ingreso del coronavirus, ahora esta amenaza ya está entre nosotros”, dijo.

La presidente Áñez estuvo en Santa Cruz, donde habilitó la infraestructura que funcionó como la Escuela Antiimperialista durante el gobierno de Evo Morales, en Warnes, con capacidad para 200 personas, para atención de pacientes.

“En La Paz se utilizarán algunas clínicas que estaban manejadas por los cubanos, mientras que en Cochabamba será la Villa deportiva de La Tamborada, que se utilizó para los Juegos Suramericanos de 2018, que tiene capacidad para 800 personas, y ya cuanta con camas y todas las comodidades”. El ministro garantizó que esto sucederá en todos los departamentos. “Si es necesario, alquilaremos y cerraremos hoteles para albergar a las personas que hubieran contraído el virus. Hay una orden de la presidenta para la atención y las camas necesarias”.

Además, manifestó que se utilizará a personal militar para resguardar la seguridad de esos centros. La Policía apoyará también en este trabajo.

Medidas en Santa Cruz

En la capital cruceña, la presidenta del Concejo, Angélica Sosa, informó sobre la suspensión temporal de los actos protocolares y municipales que impliquen la aglomeración de personas. Agregó que también se ha instruido el cierre temporal de las guarderías, del zoológico municipal y del Jardín Botánico, así como la suspensión de ferias distritales y eventos públicos organizados por el gobierno municipal. De igual forma, indicó que está prohibido el funcionamiento de discotecas y eventos con alta aglomeración de personas.

Por su parte, el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, tiene previsto para hoy una reunión con alcaldes de municipios cruceños para abordar temas ligados con la emergencia.

Comentarios