Escucha esta nota aquí

La alcaldesa interina Angélica Sosa confirmó en las primeras horas de este jueves que cinco funcionarios municipales dieron positivo en la prueba rápida para coronavirus y que también ella se realizó el análisis, pero dio negativo. EL DEBER informó el miércoles por la noche que se trata de la cabeza de una secretaría, dos altos directores y un asesor externo.

 “Decidimos este miércoles realizar pruebas rápidas, hicimos los tests a 38 personas, como una medida oportuna para aislar a los positivos. Tras las pruebas, cinco personas resultaron positivas. Es importante aclarar que, aunque no es concluyente, hemos decidido aislarlos…”, detalló en un video grabado por la autoridad. 

Sosa dijo que las pruebas se realizaron tras el aislamiento del secretario de Salud de la Gobernación cruceña, Óscar Urenda, porque un funcionario del Servicio Departamental de Salud (Sedes) dio positivo para coronavirus. “Toda vez que muchas personas de ambos equipos (de la Alcaldía y de la Gobernación) estuvieron en contacto permanente, y aún sin tener síntoma alguno, decidimos por cuenta propia realizar el test de pruebas rápidas a este grupo”, manifestó.

La funcionaria dijo que, para garantizar el distanciamiento social y las medidas de bioseguridad durante el trabajo de su equipo, los gabinetes municipales se realizan debajo de los mangales, en un espacio abierto, en la Secretaría de Parques y Jardines. “Desde que iniciamos la lucha contra el coronavirus hemos exigido que se tomen todas las medidas de bioseguridad y distanciamiento en nuestros espacios de trabajo”, aseguró. 

También admitió que nadie está libre de contagiarse de este virus que y rogó por la recuperación de todos los pacientes internados en el país

Autoridades en aislamiento

En las últimas 24 horas, el alcalde de Montero, Miguel Ángel Hurtado; el subgobernador de la provincia Obispo Santistevan, Francisco Dorado, y la secretaria departamental de Desarrollo Humano, Paola Parada, dieron positivo a través de la prueba PCR para coronavirus.

A ellos se suman Óscar Urenda, secretario departamental de Salud, y cuatro de sus principales colaboradores, que debieron aislarse por ser contactos directos de un positivo del coronavirus.

Los ministros Fernando López, de Defensa, y María Elba Pinkert, de Medio Ambiente y Agua, también decidieron ingresar en confinamiento, luego de que familiares dieran positivo a la nueva enfermedad.