Escucha esta nota aquí

Después de reunirse en la mañana con el gobernador Rubén Costas y con el equipo de trabajo que coordina la planificación y control de la emergencia sanitaria, la alcaldesa interina Angélica Sosa se dirigió a la población desde las oficinas de la dirección municipal de Parques y Jardines. Allí, reiteró que la cuarentena seguirá la semana que viene, para luego, a partir del 1 de junio, ingresar en una etapa en la que se irá saliendo de ella de forma gradual.

La autoridad, también indicó que el ejecutivo municipal está coordinando con todos los sectores económicos y sociales de Santa Cruz de la Sierra para lograr las condiciones que garanticen el reinicio de las actividades económicas para el mes de junio, entendiendo que debe ser de forma gradual, paulatina y segura.

“Desde el gobierno municipal creemos que las condiciones no están dadas para abrir la ciudad. Los casos siguen subiendo, seguimos manteniendo uno de los riesgos más altos de toda Bolivia y abrir bajo estas circunstancias sería agravar la pandemia. No obstante, entendemos la necesidad creciente de todos de restablecer las actividades y avanzar en lo que se ha denominado la nueva normalidad”, expresó la alcaldesa.  

“No pasaremos de la cuarentena a la no cuarentena, eso se lo podemos asegurar. El levantamiento será gradual y será conforme al cumplimiento de las condiciones establecidas”, agregó Sosa. Esto ocurrirá a partir del 1 de junio.

También pidió al Gobierno la contratación de ítems, no solamente para la ciudad capital, sino para todos los municipios del departamento de Santa Cruz. “Necesitamos un mayor equipamiento de respiradores adecuados para terapia intensiva y aumentar el número de pruebas, así como también mejorar la rapidez en sus resultados. Estas son demandas concretas que hoy exige el gobierno autónomo municipal de la ciudad más poblada de Bolivia”, añadió.

También explicó cómo deberá ser la situación a partir del 1 de junio, cuando se pueda comenzar a salir. Hizo énfasis en que deberán primar las condiciones de bioseguridad para los grupos de riesgo, garantizando que los niños y las personas de la tercera edad puedan salir unas horas a la semana.

No somos ciegos de lo que pasa en las ciudades y sabemos que hay una cantidad importante de vecinos que no están acatando. Le pedimos de corazón que cumplamos unos días más de cuarentena, le pedimos a la Policía y a nuestro Ejército que nos ayuden por unos días más para el control estricto en nuestras calles. Hagamos un esfuerzo común para que se cumplan de manera estricta todas las regulaciones. Evitemos salir de casa, usemos barbijo, lavémonos las manos las veces que sean necesarias, usemos alcohol al 70% o las medidas de bioseguridad que se tengan a la mano. Respetemos, sobre todo, la distancia social”, expresó la alcaldesa

Sosa informó que hay disponibles 404 camas en módulos educativos municipales para pacientes asintomáticos y adelantó que Fexpocruz cederá su espacio de 22.000 metros cuadrados, una vez que se agoten las camas en los módulos.