Escucha esta nota aquí

Tras haber permanecido 14 días aislada y no haber contraído el covid-19, Angélica Sosa paso al PC-2 de Palmasola, donde cumplirá lo que resta de los 120 días de reclusión preventiva. Su salud es estable, según los informes médicos, y ahora comparte los ambientes del penal junto a un centenar de mujeres.

Mauricio Romero, director departamental de Régimen Penitenciario, indicó que la exalcaldesa interina dejó el centro de aislamiento el sábado y aseguró que ahora tiene “las mismas condiciones que las otras privadas de libertad”, sin gozar de algún privilegio.

“Ella (Sosa) ingresó al régimen abierto de mujeres y ahora va a trabajar con Régimen Penitenciario en temas administrativos de reinserción. También se verá ese ambiente de confianza que establece durante el 'primer periodo de clasificación', en el que tendrá contacto con las demás mujeres privadas de libertad y llevará una vida en PC-2”, explicó.

Según la última revisión médica de los especialistas de Palmasola, la exautoridad edil se encuentra estable y no se contagió de covid-19, por lo que fue trasladada al pabellón de mujeres, donde ahora permanecerá detenida preventivamente.

La exautoridad municipal fue traslada a la cárcel cruceña la madrugada del pasado 24 de diciembre, por orden del juez de Anticorrupción, Juan José Quiroz, quien determinó su detención por 120 días, luego de que la Fiscalía la acusara por su presunta participación en el caso de los 800 ítems fantasmas que fueron detectados en la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra.

Sosa es acusada por los delitos de incumplimiento de deberes, legitimación de ganancias ilícitas, conducta antieconómica y contratos lesivos al Estado. La comisión de fiscales -compuesta por Javier Cordero, Marcela Terceros y Yolanda Aguilera- pidió su reclusión en la cárcel por 180 días, pero el juez determinó que sean 120 días.

Comentarios