Escucha esta nota aquí

El año judicial cruceño 2020, que fue inaugurado ayer en un acto protocolar en el salón de honor del Palacio de Justicia, comenzará con 88.632 causas que esperan tramitación, resoluciones y sentencias. La carga procesal con la que los juzgadores inician sus funciones en esta gestión, es una sumatoria de años anteriores y tiene como efecto la creciente retardación judicial, que se refleja en el hacinamiento carcelario, donde en el penal de Palmasola, el más grande y poblado del país, hay siete de cada diez reclusos sin sentencia y en espera de un fallo.

Los datos estadísticos sobre la carga procesal que deberán sustanciar los jueces, fueron transparentados por el presidente del Tribunal Departamental de Justicia, Efraín Cruz Limachi, que hizo un recorrido de lo vivido en el Poder Judicial cruceño en 2019, pese a que él recién asumió como titular a inicios de octubre de 2019.

De acuerdo con las cifras que expuso Cruz, el año judicial pasado se comenzó con una carga procesal de 57.645 causas pendientes, heredadas de anteriores años y en 2019 ingresaron a los juzgados cruceños 63.037 procesos.

Sumando las causas antiguas y los nuevos casos ingresados en 2019 en la capital cruceña, los juzgadores tuvieron que ‘moverse’ en medio de un mar de 120.682 litigios (entre penales, civiles, laborales, administrativos y familiares) durante el año que pasó, de los cuales lograron resolver 55.443, lo que significa un porcentaje de 46% de capacidad resolutiva.

A eso se deben sumar las cifras de los juzgados de provincia, donde la mayoría atiende de forma indistinta causas de diferentes áreas. Hasta noviembre de 2019 trabajaban con 38.989 procesos (entre los nuevos ingresados en 2019 y los que heredaron al iniciar el año) y lograron resolver 15.596, dejando para el inicio de este año 23.393 litigios, con lo que estos juzgadores consiguieron una efectividad resolutiva del 40% de las causas.

Cómo mejorar

La presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, Cristina Diaz, dijo que la justicia siempre recibió recursos ínfimos y destacó la voluntad del Gobierno por cambiar este escenario, con lo que se conseguirá contar con más jueces y mejores condiciones para no tener tanta mora procesal. “El desdoblamiento de los juzgados, como lo establece la Ley 1173, ayudará a bajar estos índices en todo el país”, apuntó la autoridad.

Para el presidente del Tribunal de Justicia cruceño, la solución para acabar con la carga procesal es la crecación de más juzgados, lo que está aparejado al incremento de presupuesto, ya que indicó que un juez recibe en promedio al año 1.000 causas, situación que se vuelve inmanejable e inhumana.

“Con un mayor presupuesto y con la creación de más juzgados, los jueces podrán atender entre 200 y 300 causas al año, consiguiendo así la reducción de la mora que arrastramos desde hace varias gestiones”, señaló Cruz.

Concretar la construcción de siete nuevas casas judiciales para Santa Cruz ahora está en manos del TSJ

El magistrado electo por Santa Cruz y presidente de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Olvis Éguez, pasó a manos de la titular del TSJ, Cristina Diaz, el pedido para la construcción de siete nuevas casas judiciales para el departamento, aspiración que ya cuenta con grandes avances.

Éguez dijo que ya se ha conseguido con los municipios involucrados en estas edificaciones, como son la capital cruceña, Cotoca, San Julián, Yapacaní, Montero, El Torno y La Guadia, los acuerdos para la entrega de los terrenos donde se instalarán estos ambientes y que se está trabajando en los diseños finales.

El magistrado cruceño espera que en la modificación presupuestaria se pueda incluir los cambios necesarios para dotar de nueva infraestructura a Santa Cruz y señaló que el Poder Judicial nacional debería recibir como presupuesto anual Bs 2.477 millones.

Actualmente, como lo señaló Éguez y la presidenta del TSJ, la administración de justicia recibe el 0,38% del Presupuesto General de la Nación, cifra con la que no ha podido ampliar el número de juzgadores en todo el país y crear nuevos juzgados.

Se informó de que la justicia del país arrastra un déficit de $us 200 millones.

Comentarios