Escucha esta nota aquí

El Gerente de la unidad de epidemiología del Servicio Departamental de Salud, Carlos Hurtado, expresó su extrema preocupación ante "un inminente rebrote" de contagios que amenaza a Santa Cruz. La alerta se sostiene en las cifras de nuevos casos que reportan de manera diaria y continua su incremento cada noche.

Ane este panorama, la Gobernación convocará a una reunión de emergencia del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) "para tomar medidas más drásticas" adelantó Hurtado en el informativo de EL DEBER TV, que se difunde por streaming. 

Entre las propuestas que presentarán en la reunión, el epidemiólogo destacó que pedirán "la atención permanente en los centros de salud con la toma de muestras". También complementarán la asistencia sanitaria coordinando las acciones de los tres niveles. "El primer nivel que garantice la atención, el segundo nivel que pueda internar pacientes y el tercer nivel alistar las terapias", puntualiza.

Otras medidas que discutirán en la reunión de emergencia apuntan a la reducción de los horarios de circulación "porque hemos sido rebasados". Hurtado lamenta la poca ayuda de la población que no cuida las normas.  "Pronto estaremos en una situación dramática" con saturación de los centros de salud, advierte.

Cifras en ascenso

La preocupación de las autoridades ante una segunda ola se sostiene en las cifras semanales que se reportan de nuevos contagios. La última semana con 419 casos, es la semana con mayor cantidad de positivos en los últimos tres meses.

Hurtado detalla que a nivel de incertidumbre "estamos como en marzo, cuando se pensaba en la habilitación de servicios de salud y centros de aislamiento". Del mismo modo, compara las cifras estadísticas con las que se reportaban en el mes de septiembre.

La explicación de este aumento de los contagios permanente se debe a que "la gente confundió flexibilización con irresponsabilidad, con exponerse y exponer a toda la familia", matiza el médico. Además, proyecta que, en los próximos días, los reportes superen de manera permanente los 100 casos por jornada.

La preocupación expresada por Hurtado también deja entrever la existencia de un subregistro de casos que resulta peligroso"Ya no van al centro de salud porque el 80% de los casos pasa como un resfrío común, pero el otro 20% requiere internación y es, en este grupo, donde se producen los fallecidos", explica.

Mejorar la coordinación

Durante la entrevista con Sissi Áñez, Hurtado aclaró que las medidas asumidas por el COED respondían a un criterio progresivo. "Todo lo que hicimos fue en apoyo de la población. Permitimos que vuelvan a salir, que se abran los mercados, que circulen los micros", asume. Aunque también reclama la actitud de la población por no atender las disposiciones de bioseguridad. "Pero no les dijimos que vayan a los lugares sin barbijo", protesta.

La preocupación ante un posible rebrote pone de manifiesto que, actualmente, las instituciones "no abastecemos para controlar a las personas que no cumplen las normativas". 

Esta situación se agrava ante el último decreto del Ministerio de Salud que "pareciera que quiere volver a la normalidad". Hurtado manifiesta que realizaron una primera reunión de coordinación con las autoridades nacionales pero que al día siguiente "sacan un decreto totalmente contrario a lo conversado". 

Vacunas

Con el inicio de la vacunación en Inglaterra, se abre la puerta a la esperanza para que éstas lleguen a Bolivia en un periodo relativamente breve. Para ello, la Gobernación está trabajando en la consecución de las cámaras de frío, de -70°, necesarias para el manejo, la conservación y el traslado de las vacunas.

Las empresas productoras han garantizado que dejarán las vacunas en el país de destino. pero una vez ahí, son los responsables sanitarios los que deberán ocuparse de la distribución. 

Hurtado explicó que Bolivia se encuentra en lista de espera para recibir las vacunas y que "con el mayor optimismo estaríamos vacunando en abril o mayo del próximo año". Aclara que la vacuna será gratuita porque "la vamos a recibir de donación". 

Desde el Ministerio de Salud se anunció que se han solicitado 3 millones de vacunas para el país. Para la distribución se priorizará al personal de primera línea, grupos de riesgo y luego al resto de la población. Hurtado calcula que "solo para Santa Cruz se necesitarían 600.000 vacunas", por lo cual no descarta que la Gobernación "pueda acceder a la compra de vacunas, como ocurrió en 2012 con la influenza".

Comentarios