Escucha esta nota aquí

Luego de los duros cuestionamientos de algunos ciudadanos a la actuación policial por levantar con grúas vehículos mal estacionados en las calles y avenidas de la ciudad de Santa Cruz  de la Sierra, la Dirección Departamental de Recaudaciones de la Policía, dirigida por el coronel Carlos Oporto, aclaró que esta medida  no puede ser calificada de "secuestro" porque no es delictiva, sino es una sanción administrativa que busca ordenar el tráfico vehicular en la ciudad.

Oporto manifestó que todos los camiones grúas fueron adquiridos por la Policía en licitaciones legales y disponen de equipos y GPS. Agregó que la libertad de locomoción es un derecho del ciudadano y que, en ese marco, continuarán los operativos en la capital cruceña para evitar embotellamientos y hacer cumplir las normas de tránsito.

El jefe policial señala que hay conductores abusivos que se estacionan, incluso, hasta en los pasos de cebra obstruyendo la transitabilidad de los peatones. Lo mismo sucede en los ingresos a las entidades bancarias, hospitales, garajes particulares, centros educativos y en espacios para discapacitados. 

"La misma gente nos llama molesta y desesperada... tenemos que actuar porque hay que velar por el orden. Nuestra actividad está respaldada por el Código de Tránsito que ahora es ley", aclaró Oporto.

La sanción

A su vez, el jefe policial explicó que, cuando el vehículo es llevado a los garajes por las grúas de la institución verde olivo, los infractores deben pagar una sanción de Bs 300, monto que debe ser depositado en la cuenta fiscal del Banco Unión, número 1-4584674.

Dijo que, cuando el propietario no deja su motorizado estacionado por mucho tiempo y antes de que se lo lleve la grúa, sólo se le extiende boleta por Bs 50, que debe ser cancelada en  la misma cuenta.

Tras los cuestionamientos, Oporto manifestó que los camiones grúas son de la Policía, son legales al igual que los garajes donde se trasladan a diario vehículos infractores.

Reiteró que los controles continuarán por ser una medida preventiva de accidentes y de ordenamiento vehicular. Además, dijo que es una demanda ciudadana que se despejen las calles de vehículos mal estacionados.

"Antes habían sanciones duras y creo muy cuestionables, como el retiro de placas por la Alcaldía. Hoy seguiremos con los controles, son medidas administrativas, no penales, para velar por el tráfico y ordenamiento vehicular en la ciudad", concluyó.

Comentarios