Escucha esta nota aquí

El Gobierno Municipal de Santa Cruz acordó con los laboratorios y las distribuidoras de medicina y de insumos de salud, para proveer, acopiar y tener estos productos en las farmacias de los centros de salud y de los hospitales de segundo nivel, para hacer frente al inminente rebrote del coronavirus.

En las instalaciones de la Quinta Municipal, la alcaldesa interina Angélica Sosa se reunió con los representantes de los laboratorios bolivianos y de las distribuidoras internacionales, agrupados en la Cámara de la Industria Farmacéutica Boliviana (Cifabol), los que se comprometieron a dotar de sus productos a precios de mercados, los cuales deberán ser adquiridos mediante licitación, tal como dispone la normativa nacional.

Sosa precisó que el municipio se aprovisionará y se abastecerá de medicamentos, de insumos y de reactivos para que, en caso de darse esa segunda ola de la pandemia, estén mejor preparados, a tiempo de remarcar que lo más importante es reforzar el sistema hospitalario y las brigadas médicas que salen casa por casa a verificar la salud de los vecinos.

La autoridad edil agradeció la presencia de Cifabol, sector que se agrega a los que congrega la Cámara de Industria y Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), a los transportistas y a los gremiales, que tampoco dejarán de producir y de abastecer de alimentos a la ciudad, en caso de medidas más severas que se tengan que tomar para la prevención del coronavirus.

La funcionaria sostuvo que las medicinas y los insumos serán adquiridos, a precio de mercado, previa licitación que la Secretaría Municipal de Salud subirá al Sistema de Contrataciones del Estado (Sicoes).

“Las medicinas se reparten gratuitamente a través del sistema municipal de salud, así como también nuestras brigadas entregan los kits a los vecinos, en sus visitas en los barrios”, recordó Sosa.

Erwin Hoffmann, de Cifabol, ponderó la coordinación que lleva adelante la municipalidad, anticipándose a los hechos para garantizar que no falten las medicinas, pues para ello los laboratorios y las fábricas no han dejado de producir las medicinas y los insumos que se necesitan para combatir el Covid-19.

Reunión sectorial

Cabe recordar que el municipio convocó a los sectores económicos y sociales de la ciudad para escuchar las propuestas, en caso de un posible recorte del horario de circulación vehicular y peatonal para bajar el índice de contagios.

Angélica Sosa escuchó los argumentos de cada institución, las que coincidieron en que no se debe frenar la reactivación comercial, luego de la crisis sanitaria causada por el Covid-19, que ha perjudicado a todos los sectores económicos, a los transportistas, a los gremiales, así como también a los músicos y artistas, que siguen restringidos.

La autoridad edil le tomó la palabra a los representantes de las instituciones, los que se comprometieron a ser más rigurosos; es decir, a no dejar ingresar a sus locales comerciales a personas que no usen o que se resistan a protegerse con barbijo; y que los transportistas no deben alzar pasajeros que no porten mascarillas.


Los representantes de los locales comerciales, de los cines y de los gimnasios propusieron reforzar la campaña comunicacional, para ello cederán espacios en sus negocios, para incentivar el uso del barbijo, con el afán de que no sigan aumentando los casos de Covid-19 en la ciudad.

Para ello, el sector gastronómico señaló que, para evitar el recorte del horario de atención, proveerá de comida diaria a los voluntarios de las brigadas médicas, para que intensifiquen su tarea en los barrios. A esta propuesta se sumó la Asociación de Supermercados, que entregará raciones solidarias de alimentos y de medicinas.

Mientras que el transporte público, sea de microbuses, taxis, minibuses y truffis, propuso que continúe el actual horario de circulación, de 5:00 a 1:00 del día siguiente. Para ello, se comprometieron a hacer que sus conductores usen el barbijo y que obliguen a los usuarios a portarlo, así como también no deben llevar pasajeros parados para evitar los contagios.

También se determinó que a los jóvenes se debe controlar las salidas, pues ellos, al ser asintomáticos y al portar el virus, pueden contagiar a sus padres o a sus abuelos, ya que las personas de 55 años para adelante están en el grupo de riesgo. Para ello, se los debe inducir a que porten el barbijo, que se desinfecten con alcohol en gel o diluido y que no asistan a locales que convoquen a gran cantidad de gente.

Sosa puntualizó que este fin de semana trabajará con cada sector involucrado y, desde el lunes, saldrá a las calles para verificar que están cumpliendo las medidas de bioseguridad, tanto en centros comerciales, como en mercados, en micros y en todos los negocios que atraigan mucha gente, pues hizo notar que no se puede regresar a lo que se vivió entre mayo y julio, cuando se dio el pico de contagiados y de decesos por causa del coronavirus.

Comentarios