Escucha esta nota aquí

A partir de este jueves, el control del cumplimiento de la cuarentena flexible será más estricto. Así lo señalaron el gobernador Rubén Costas, junto a la alcaldesa Angélica Sosa, el ministro de Gobierno Arturo Murillo y los comandantes de las FFAA y Policía, luego de la reunión sostenida en el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED).

Visiblemente molestos, ante lo que califican como una especie de relajamiento de una parte de la ciudadanía ante esta medida, las autoridades anunciaron una serie de acciones para continuar en la lucha contra el Covid 19 en el departamento.

Entre ellas se señaló que se verificará que la gente ingrese solamente a los comercios (mercados, supermercados, farmacias) e instituciones de acuerdo con el número de la cédula de identidad el día que le corresponde.

También ordenarán que las grúas se lleven los vehículos que continúen circulando después de las 17:00 sin autorización. Los infractores deberán pagar una multa y el motorizado no podrá circular hasta el 31 de julio.

Rubén Costas criticó la actitud de las personas que no han cumplido con las normas y manifestó su preocupación de que los vehículos sigan transitando en horas de la noche, razón por la que, señaló, no descarta volver a la cuarentena rígida.

Esa decisión, que no deberíamos tomarla, va a depender muchísimo de la actitud de la gente. Desde las 5 de la tarde y hasta las 5 de la mañana no tiene que haber circulación”, enfatizó.  

El gobernador confirmó que la cuarentena flexible continúa, pero no sin dejar de expresar su preocupación por la actitud de la gente. Asimismo, destacó la unión entre autoridades locales y nacionales y recordó que actualmente hay más de 14.000 recuperados de Covid-19 en la región, dato que sirve para ver con esperanza el futuro.

Por su parte, la alcaldesa interina, Angélica Sosa, afirmó que las autoridades reunidas en el COED decidieron dar continuidad a la flexibilización para dar un respiro a la economía, para que los vecinos sin dejar de preservar su salud puedan llevar el sustento a sus hogares.

Cuidemos lo que hemos logrado. Estamos convencidos de que podemos hacerlo, podemos contar con cada vecino y vecina. Sabemos que podemos contar con el apoyo del transporte público, de los comerciantes, de cada vecino”, indicó Sosa.

Hemos pedido al presidente del COED, el arquitecto Guillermo Cronenbold que emita una comunicación a los diversos sectores para que hagan cumplir de manera estricta el uso del carné de identidad en comercios, instituciones y otros los lugares donde se aglomera la gente”, dijo.

“Desde mañana seremos más estrictos con el cumplimento del protocolo al que se comprometió cada sector económico. Pedimos a la Policía y las Fuerzas Armadas que todo vehículo que circule sin autorización entre las 17:00 y las 5:00 sea detenido de manera inmediata hasta el 31 de julio”, añadió Sosa.

El bullicio del tráfico de la avenida Alemania y cuarto anillo acompañó la conferencia de las autoridades, hecho que fue resaltado por el ministro de Gobierno durante su intervención.

“Nos gustaría traer mejores noticias, pero, después de habernos reunido, nos damos cuenta de que hay gente que no está siendo responsable con los demás ciudadanos. Ahí lo ven, pasadas las 20:30 hay vehículos particulares, flotas, taxis por la calle. Y eso no puede ser. Por lo tanto hay que tomar acciones que salvarán vidas”, expresó Murillo.

No podemos permitir que la gente haga una fiesta cuando sabemos que estamos en un momento de muerte, que está tocando la puerta de nuestros hogares. Hoy tengo amigos hospitalizados en Santa Cruz que les mando mis oraciones y fortaleza para que los ayude. Son Óscar Urenda y Óscar Ortiz. Nuestra presidenta está contaminada, pero estamos trabajando para salvar vidas de bolivianos y bolivianas”, añadió el ministro.

El ministro mencionó que no solo se va a castigar a la persona que acceda a los comercios y servicios el día que no le corresponda, sino también a las farmacias, bancos, supermercados e instituciones que dejen entrar a la gente que no le corresponde.

Adelantó que, a partir, de mañana, se duplicará el número de efectivos policiales y militares, que la Alcaldía sacará ‘equipo pesado’ a las calles y que a los dueños de vehículos que reciban boletas y no las paguen se les cortará la venta de gasolina.

"Si encontramos un vehículo circulando después de la hora señalada, ese vehículo será detenido y permanecerá guardado en Tránsito hasta que termine la cuarentena. El propietario deberá pagar la grúa, la multa y se quedarán sin vehículo hasta el 31 de julio", finalizó el ministro.