Escucha esta nota aquí

Cerca de las 15:50 el fuerte ruido de los motores del Boeing 747, Supertanker, se hizo sentir en la comunidad de Ipiá, en el municipio de San José de Chiquitos. Su presencia desató alegría y júbilo entre los comunarios que celebraron la presencia de esta gigantesca aeronave que comenzó este viernes su lucha contra los incendios forestales en la Chiquitania.

El avión bombero más grande del mundo lanzó una descarga en Ipiá. "Había mucha gente en la avenida, comenzaron a aplaudir cuando pasó el avión; lo esperaban con ansias", fue el relato de Jorge Ibáñez, fotógrafo de EL DEBER que estuvo en el lugar para retratar el momento.

El primer objetivo era atacar los incendios en el municipio josesano, azotado desde hace semanas por las llamas que han consumido buena parte de su vegetación y que han causado diversos problemas en la salud de los pobladores y en el ecosistema, muy golpeado desde que se generó la emergencia.

Cumplida la tarea, el Supertanker retornó a la capital cruceña para volver a recargar y preparar una segunda incursión en la Chiquitania, que se realizará este sábado. La nave tiene una capacidad de 75.000 litros y cuenta con una capacidad de vuelo de más de 20 horas continuas.

Más sobre el tema:

Comentarios