Escucha esta nota aquí

Cinco policías, entre jefes y oficiales, fueron aprehendidos por la incautación dudosa de un cargamento de cocaína en la carretera bioceánica de la jurisdicción de Roboré, el pasado 30 de enero.

Los uniformados quedaron detenidos luego de declarar ante la Fiscalía de Sustancias Controladas, que inició las pesquisas al conocerse versiones que la droga secuestrada fue al menos 500 kilos, y no los 252 kilos que entregaron los implicados.

En esa oportunidad patrulleros de la Policía de Roboré interceptaron dos vehículos en el que viajaban cinco personas que fueron aprehendidas y enviadas a la cárcel. En uno de los motorizados se encontró los 252 kilos de cocaína en bolsas de yute.

La cocaína, los vehículos y los cinco detenidos fueron entregados el 30 de enero por los patrulleros a efectivos de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar).

La investigación de la dudosa incautación de la droga fue impulsada por el comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera.

Los cinco policías aprehendidos serán presentados ante un juez cautelar, que definirá su situación jurídica. 

La comisión de fiscales que llevó adelante este caso está encabezada por el coordinador de la Fiscalía Antinarcóticos, Erwin Jiménez e integrada por Freddy Guzmán y Roberto Méndez.

Comentarios