Escucha esta nota aquí

A una semana de la caída del director de la Autoridad de Bosques y Tierra (ABT), Clíver Rocha, la Policía Boliviana aprehendió a cinco personas que fueron encontradas ‘in fraganti’ en San José de Chiquitos en posesión de sustancias inflamables y haciendo quemas. Se los acusa del delito de incendio y otros estragos.

El operativo se hizo a partir del mapa de calor facilitado por la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT) y se realizó con el acompañamiento el Ministerio Público.

Cuando las hectáreas quemadas suman 1.827.339 (cifra oficial emitida por el Ministerio de Medio Ambiente y Agua) y hay siete municipios de la Chiquitania declarados en desastre, el coronel Johnny Aguilera, director de la Felcc, informó de que estas personas fueron “halladas antes, durante y después de la veda (ecológica)”.

“Las pruebas de cargo que se han logrado acumular consisten principalmente en fotografías, que acreditan los chaqueos y desmontes en las áreas donde estas personas fueron aprehendidas, a partir de los mapas de calor.

Nos dirigimos a estos lugares y encontramos a estas personas en posesión de sustancias inflamables y no solo eso, sino en actividades con la intención de que el fuego se propague”, aseveró el coronel.

El diésel y los tanques utilizados para la amplificación del fuego fueron llevados hasta la institución verdeolivo. Aguilera adelantó que con ayuda de la ABT también se logró establecer quiénes son los propietarios de las dotaciones agrarias en donde fueron encontradas estas personas instigando al fuego.

“Hay que detallar que estos sujetos señalan que han sido empleados para estas actividades, razón por la cual la investigación se va a ampliar a los propietarios de estos fundos que los contrataron, pese a la veda ecológica”.

El coronel agregó que no existe ninguna excusa para que ellos digan que se pretendía combatir fuego con fuego. “Fueron hallados en posesión de diésel en un área que presentaba las características típicas de haber sido incendiadas

recién y pretendían continuar en el área continua”. El fiscal departamental, Mirael Salguero, informó de que dos de los aprehendidos son de la comunidad San Juan, en San José de Chiquitos; y los otros tres fueron hallados en la comunidad Curupaú, también estaban en posesión de un bidón con una sustancia inflamable y en actitud sospechosa.

Riesgo de incendios

Por otro lado, el débil frente frío que se sintió en los últimos dos días en la región cruceña trajo algo de respiro a la Chiquitania porque ayudó a contener el ingreso del fuego a zonas pobladas en los municipios de Roboré y Concepción, aunque en otros frentes el fuego sigue avanzando de forma descontrolada.

Las autoridades han advertido que la situación puede complicarse, considerando que los distintos servicios de meteorología prevén para este fin de semana un aumento de las temperaturas y vientos fuertes, condiciones favorables para la propagación de los incendios forestales.

La Gobernación pide a todas las instituciones que trabajan para sofocar los incendios que tomen sus recaudos, pues se requiere especial cuidado para los bomberos debido al riesgo para su integridad física.

En la víspera, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) emitió tres alertas para advertir que desde hoy hasta el lunes, Santa Cruz soportará temperaturas que llegarán hasta los 40ºC, además de vientos entre los 40 y 60 kilómetros por hora y una baja en la humedad del ambiente, lo supone un riesgo extremo de incendios de gran magnitud.

Estas condiciones climatológicas se sentirán en varias provincias, entre ellas Chiquitos, Cordillera y Ángel Sandoval, que son las más golpeadas por el fuego. Por su parte, el Ministerio de Ambiente y Agua lanzó otra alerta por altas temperaturas y “condiciones probables para el incremento de los focos de calor”, lo que puede suponer un riesgo importante para “fenómenos no habituales y con cierto grado de peligro para actividades usuales del ser humano”.

Concepción y Roboré
De acuerdo con el reporte del corresponsal de EL DEBER, la lluvia que cayó el miércoles en el municipio de Concepción y que alcanzó el sector de Madrecita aminoró el fuego en Villa Nueva, Palestina y San Pablo Norte.

Sin embargo, ayer el punto crítico de los incendios se situaba en la comunidad 16 de Julio, donde el fuego se aproximaba a Río Blanco y Santa Mónica, amenazando la reserva El Copaibo, informó el subgobernador Elías Johns.

Ayer se desplazaron brigadas de bomberos voluntarios y soldados del Ejército a Medio Monte y Monte Flor, donde también se detectaron focos de quema. El alcalde Roboré, Iván Quezada, informó de que el clima templado que predominaba ayer en ese municipio aminoró la intensidad de las llamas en tres de los puntos donde todavía hay fuego activo.

En la jornada, los brigadistas priorizaron el trabajo en la parte sur de Roboré, donde están operando con maquinaria pesada para la apertura de brechas cortafuego, como una nueva forma de combatir las llamas. En Yororobá, una de las regiones que detonó la alarma por el incremento de los focos de calor, la situación está controlada, comentó, al igual que en Santa Teresita.

Las operaciones aéreas fueron clave en la mitigación de las llamas. El alcalde se mostró un poco más tranquilo, pues los trabajos por aire y por tierra están dando resultados.

 

Tags