Escucha esta nota aquí

La exalcaldesa de Santa Cruz Angélica Sosa fue aprehendida tras una resolución emitida por la comisión anticorrupción de la Fiscalía dentro de las investigaciones del caso de los supuestos ítems fantasmas en el municipio cruceño.

Las acciones realizadas por agentes de la unidad anticorrupción de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y los fiscales se desarrollaron desde tempranas horas de ayer y culminaron por la noche con la aprehensión de la exalcaldesa cruceña.

Por la mañana se conoció que al menos cinco inmuebles relacionados con Angélica Sosa fueron allanados por la Fiscalía y la Felcc, pero en ninguno de esos lugares encontraron a la exautoridad. En horas de la tarde se conoció nueva información, pues Angélica Sosa se encontraba en la clínica Martín Dockwailer, donde según ella misma informó que en ese lugar recibe atención médica su padre.

Hasta el lugar acudieron los policías y fiscales y encontraron a Angélica Sosa internada, pues había sufrido una descompensación el momento de ser aprehendida. Ella explicó a los fiscales que estaba delicada de salud y que no estaba haciendo ningún show y que daría la cara para defenderse. Del mismo modo, le dijo a los fiscales que no fugó como circularon versiones y que no se iría a ningún lado para enfrentar aquí todas las acciones.

La comisión fiscal integrada por Javier Cordero, Marcela Terceros y Rose Maria Barrientos le explicó que había una orden de aprehensión en su contra y que había que cumplirla. Los investigadores le alertaron que tenía que acudir a la Fiscalía a prestar sus declaraciones y que se les daba todas las garantías dentro de las investigaciones.

Sin embargo, durante algunas horas, Sosa quedó internada y fue sometida a una valoración médica. En horas de la noche fue trasladada por agentes de la Felcc a la Fiscalía ubicada por el segundo anillo y Cristo Redentor.

La comisión fiscal decretó la aprehensión dentro de las pesquisas que desarrolla en el caso de los ítems fantasmas por los presuntos delitos de legitimación de ganancias ilícitas, conducta antieconómica, contratos lesivos al estado e incumplimiento de deberes.

Los bienes intervenidos

Los agentes de la Felcc y fiscales intervinieron al menos cinco bienes inmuebles relacionados a la exalcaldesa Sosa. Primero fue allanada su vivienda en el condominio Montibelo de la avenida Piraí, entre el cuarto y quinto anillo.

Del lugar, los policías secuestraron documentación considerada importante, así como en papeles y en digital. Incluso al interior de esa vivienda por orden fiscal se secuestró una vagoneta de propiedad de la exautoridad.

La defensa de la exalcaldesa, integrada por los abogados Jerjes Justiniano y Joadel Bravo, lanzó duros cuestionamientos por considerar que la aprehensión de Sosa fue de manera ilegal y que no se respetó el debido proceso. Además, cuestionaron los allanamientos catalogándolos de abusivos. Se allanaron su vivienda, la casa de sus padres por la avenida La Barranca, otro inmueble ubicado por El Torno y otros dos registrados a su nombre, según órdenes de allanamientos.

Jerjes Justiniano observó que su cliente inicialmente fue convocada a declarar como testigo y que después la comisión de fiscales le amplió su situación legal como denunciada e investigada.

La defensa cree que lo correcto era que la comisión emita citación para que se presente a declarar como denunciada, pero no fue así.

Para el abogado, la exalcaldesa fue sorprendida con una resolución directa de aprehensión, hecho que fue considerado de “exceso y violatorio a sus derechos”.

Angélica Sosa declaró hasta pasada la medianoche ante la comisión de fiscales y agentes policiales de la Felcc, pero antes de ese acto jurídico ya existía una orden de aprehensión en su contra.

Cedeño en la cámara Gessel

El exresponsable de Recursos Humanos de la Alcaldía Javier Abraham Cedeño Catacora también quedó aprehendido tras resolución de la comisión de la Fiscalía anticorrupción.

Sin embargo, Javier Cedeño, que tenía que presentarse el viernes pasado y no lo hizo, presentó un boleto argumentando que viajó a una provincia. Ayer se presentó a la Fiscalía, pero EL DEBER conoció de manera oficial que el involucrado prestó su declaración en la cámara Gessel.

Desde que se iniciaron las investigaciones del caso de los ítems fantasmas solamente ingresaban a declarar a la cámara Gessel aquellas personas que eran consideradas con el rango de víctimas y que incluso se guardaba en reserva su testimonio y sus identidades para acumular pruebas contundentes al proceso de indagación.

Cedeño, según su certificado laboral, fue funcionario municipal durante 14 años. Ingresó en 2006 con el ítem de profesional B con un sueldo que ronda los Bs 6.600 a ser director con un salario de Bs 13.095.

Las investigaciones señalan que Cedeño junto a Julio César Herbas, Antonio Parada Vaca y Manuel Medina, según los testigos, conformaban la base de esta red piramidal del caso de los ítems fantasmas.

Al menos un 70% de los que participaron de la red fueron mujeres”, contó uno de los testigos claves, de acuerdo a las investigaciones de la Felcc y de la Fiscalía.

Manuel Medina, también de la parte ejecutiva, figura en la nómina de la Felcc y servicios de inteligencia como uno de los personajes claves que llegó desde La Paz como consultor recomendado por el expresidente Evo Morales y por el exministro Carlos Romero. Sin embargo, hasta el momento Medina no es convocado a declarar.

La declaración en la cámara Gessel de Cedeño fue cuestionada por la defensa de Angélica Sosa, ya que cree que el involucrado pudo hacer un pacto con la Fiscalía para delatar a muchos y salvarse.

Los que declararon en la cámara Gessel en este caso son aquellas personas consideradas víctimas cuyos nombres fueron usados por la red para que figuren con ítems fantasmas y perciban salarios que beneficiaban a altos ejecutivos. Cedeño, luego de brindar su declaración, fue arrestado a la espera de su audiencia jurídica.

Comentarios