Escucha esta nota aquí

El alcalde de San Rafael, Julio Alviz, se trasladó ayer sábado hasta San Ignacio de Velasco y le pidió al ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, que el avión cisterna ayude a apagar los incendios en esta región porque son incontrolables y las llamas están acabando con el Bosque Seco Chiquitano.

El ministro que llegó a San Ignacio con ayuda de Defensa Civil consistente en alimentos y agua, explicó que el equipo táctico de operaciones militares realizará una evaluación en la zona para determinar si es necesaria la presencia del avión Supertanker.

La autoridad explicó que existe un incendio en El Tuná de San Rafael y otro en el campamento Alto Paraguá, que amenaza el Parque Nacional Noel Kempff Mercado.

Mientras tanto, Quintana comprometió la llegada de dos helicópteros, cisternas con agua para las comunidades afectadas y para los animales en San Rafael y San Miguel

Los productores ganaderos también pidieron pasturas para alimentar a sus animales.

También te puede interesar:

Comentarios