Escucha esta nota aquí

El fuego no da tregua en las serranías del municipio de Vallegrande. A 55 kilómetros de dicha localidad, en la zona sur, las autoridades reportaron que, desde el 8 de este mes, un incendio forestal está dejando en cenizas la vegetación de la zona y el suceso afecta a la comunidad de Toco Citanos, perteneciente al Territorio Citanos. Según la Alcaldía cerca de 500 hectáreas se ha visto afectadas.

En un contacto con EL DEBER, el alcalde de Vallegrande, Casto Romero, señaló que en el lugar se encuentran trabajando funcionarios de la municipalidad, comunarios y personal de las áreas protegidas. En las próximas horas darán un reporte para conocer hasta dónde se pudo controlar el incendio y ver qué otras medidas abordar.

El municipio fue declarado zona de desastre en días pasados debido a la sequía que azota a la región, al igual que el golpe del coronavirus que ha dejado a la municipalidad en números rojos, según Romero. A esto se suman también los efectos de las heladas de invierno.

"El incendio es en áreas rurales, se está quemando pasturas y en algunas partes se ve amenazado el ganado. Hay dificultades para llegar, ya que son zonas donde las personas no acceden", explicó el burgomaestre y no descartó que los chaqueos de pobladores hayan desencadenado en este hecho.

Según datos preliminares proporcionados por el director de la Unidad Natural de Manejo Integrado (UNMI) Río Grande Valles Cruceños, Roberto Montaño, y del director de la ABT Regional Vallegrande, José Rojas, este incendio forestal pone en serio peligro la producción agrícola y ganadera, al igual que las viviendas de personas del lugar.

La situación tiene en alerta a los vecinos de comunidades como Chujllas, Citanos, Alto Citanos, Plan Citanos, entre otras. No descartan pedir apoyo a la Gobernación de Santa Cruz, ABT y otras instituciones locales que puedan sumarse para controlar este incendio que se encuentra dentro del área protegida.