Escucha esta nota aquí

Tal como Sergio Gualberti y los anteriores arzobispos, René Leigue Cesari tiene su propio escudo en la Iglesia Católica. Este ha sido tallado en madera, por artesanos en Postrervalle. Ahora se expone en la catedral, desde donde ejercerá su ministerio el nuevo pastor. 

El escudo cuenta la trayectoria, el compromiso de la autoridad eclesiástica y la frase que lo caracteriza. 

La lectura simbólica revela que la cruz potenzada de color rojo que resalta en el escudo cruceño hace referencia al territorio en el que se ha desarrollado y seguirá haciéndolo como arzobispo. 

El sol naciente y las olas representan a Nuevo Horizonte, la comunidad en la que creció y se formó como hombre de fe. 

El campo verde central es el área rural campesina de la zona norte del departamento cruceño y la Amazonía, junto a los productos más representativos, el pez y el trigo. 

La doble cruz procesional y el capelo eclesiástico con dos grupos de diez borlas del mismo color representan la dignidad arzobispal. El palio es la insignia que manifiesta la comunión con el Papa Francisco y la autoridad en Santa Cruz. 

Asimismo, el emblema porta el lema del arzobispo "Adsum", que significa "Aquí Estoy". Esta frase explica la trayectoria espiritual del arzobispo y que se puede resumir en su total y constante disponibilidad a hacer la voluntad del Señor. 


Comentarios