Escucha esta nota aquí

La elección de la nueva directiva de la Asamblea Legislativa Departamental de Santa Cruz continúa generando controversia tras las declaraciones vertidas por representantes del Movimiento Al Socialismo (MAS). El representante en la Asamblea del pueblo guarayo, Roberto Urañavi Aramendaro, pidió a la bancada del MAS dejar de presionar y amedrentar a los pueblos indígenas.

Urañavi lamenta la actitud persistente del MAS que busca la división entre los pueblos indígenas con el objetivo de revocar las decisiones tomadas según sus usos y costumbres. "Somos representantes de un pueblo digno", afirma el legislador y desvirtúa los discursos  de quienes se atribuyen unilateralmente "la representación de nuestros pueblos".

Como miembro de la Asamblea Departamental, invita a todos los asambleístas para dejar atrás la campaña electoral y avanzar en una gestión productiva. "No queremos división, la gente quiere trabajo, quiere salud, quiere educación", asevera.

La elección de la directiva en la Asamblea Legislativa Departamental se produjo el miércoles con la asistencia de 14 de los 26 integrantes acreditados. Zvonko Matkovic Ribera, de Creemos, fue elegido presidente de la Asamblea mientras que Oscar Feeney (Creemos) y Susana Vaca (MAS) fueron elegidos como primer y segundo vicepresidente.

A la ausencia de los 11 representantes del MAS se sumó la de Ramiro Valle, asambleísta designado por el pueblo guaraní y hombre muy cercano a las filas azules. Valle ha sido observado por una asamblea del consejo de capitanías de Santa Cruz.

El desacuerdo del MAS llevó a Hugo Valverde y a Ramiro Valle a acusar a los asambleístas indígenas presentes en la sesión de haber recibido dinero para sesionar. Además de Urañavi, el representante del pueblo ayoreo, Wilson Cortez estuvo presente en la sesión donde se produjo la elección de la directiva.

“El MAS debe decir la verdad, tienen que dejar de dividir y amedrentar a nuestros colegas indígenas, a los presidentes de las regionales, el MAS no es el dueño de los pueblos indígenas”, señaló Urañavi. 

El asambleísta adelantó que, en caso de que no se presenten pruebas que respalden las acusaciones, se iniciará las correspondientes acciones legales contra quienes han buscado mellar su dignidad.

“Nosotros no hicimos acuerdos ni pactos políticos. Queremos trabajar por el desarrollo de los pueblos, de las comunidades, enfocados en la salud y en la lucha contra la pandemia”, sostuvo Urañavi.


Comentarios