Escucha esta nota aquí


El brillo que tienen sus ojos cuando está hablando de los planetas y otros cuerpos celestes como las estrellas, es especial. Sulma Valdez Aldana, profesora de Historia y Cívica del colegio Cardenal Cushing, es una apasionada de la astronomía y de la astrofísica que desde hace varios años prepara a niños y jóvenes para participar en olimpiadas que realiza el Ministerio de Educación, a escala nacional como también en eventos internacionales.

Sulma está a cargo de Astro CBA /Science Corner, que se encuentra casi en pleno centro de la capital cruceña, desde donde imparte sus conocimientos y da rienda suelta a sus investigaciones sobre los cuerpos celestes.

También, en una oportunidad fue el único centro habilitado para participantes en el concurso Space Apps Challenge, organizado por la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA), de Estados Unidos. Los estudiantes buscaban desarrollar aplicaciones móviles, sistemas y plataformas de soluciones que puedan contribuir a la exploración del espacio y la vida en la Tierra. Se lograron materializar manillas para monitorear la salud de los astronautas y equipos que permiten recolectar la basura espacial, los que llegaron a ser los primeros archivos de las investigaciones desarrolladas en el Astro CBA, a las que ahora se han sumado muchas otras.

Lo que empezó como un centro de difusión en ciencia y cultura, ha dado pasos a través de los años para ser también un centro de investigación sobre el espacio exterior.

El Science Corner cuenta con un museo interactivo, que exhibe un sistema solar a escala, un globo terráqueo, un alosauro y un cuerpo humano totalmente desmontable.

De espejos y de lentes

El Astro CBA cuenta con un telescopio digital celestron de 14 pulgadas, muy profesional, a decir de la maestra Sulma.

“El aparato es reflector y refractor. Los telescopios refractores poseen lentes mientras que los telescopios reflectores utilizan espejos, pero ambos equipos concentran la luz de los objetos celestes en el ocular del telescopio para ayudar a su observación”, asegura. “Tiene la particularidad que es un telescopio para ver el Sol y la Luna, tanto de día como de noche”.

La profesora cuenta que hace poco tiempo se han llevado a cabo en el CBA olimpiadas infantiles y nos muestra varios reconocimientos de los participantes.

Para octubre también nos informa que se realizará otro evento juvenil, pero de astrofísica, que es más de medidas que de observación.

El martes pasado se desarrolló una jornada denominada Lunita Camba, que concitó la atención de los participantes.

Reconocimiento

Con la satisfacción que le da la participación de sus alumnos en las olimpiadas astronómicas, la profesora Sulma insiste en que el observatorio ya tendría que ser certificado para que sus investigaciones puedan tener un reconocimiento en el país y en el exterior.

“Esperamos que esto pase muy pronto”, agrega.


Comentarios