Escucha esta nota aquí

Tras una accidentada sesión y bajo una fuerte presión vecinal que exigía la renuncia del alcalde Mario Baptista (MAS), a quien acusan de estar vinculado a los hechos luctuosos del 30 de octubre donde fallecieron dos personas, el Concejo Municipal eligió la noche de este jueves al concejal Miguel Ángel Hurtado Áñez, como alcalde interino de Montero.

Hurtado asumió el mando pidiendo que se acabe el enfrentamiento, la discriminación y el racismo. Además, recordó que Montero es un pueblo donde conviven miles de migrantes de varias regiones del país e hizo énfasis en pedir que la paz vuelva al pueblo y que no haya revanchismo.

La nueva autoridad anunció que no habrá masacre blanca y agradeció que el Movimiento Al Socialismo (MAS) haya tenido el desprendimiento de proponerlo y de apoyar su elección.

Baptista fue electo por primera vez como alcalde de Montero en mayo de 2010 y fue reelecto en 2015. 

A las dos muertes ocurridas durante enfrentamientos en el barrio Cofadena y en el Puente de la Amistad, se suma la del miércoles, cuando un joven perdió la vida a consecuencia de un disparo de arma de fuego durante movilizaciones. 


Comentarios