Escucha esta nota aquí

Las dificultades logísticas para acceder a la reserva de Copaibo, en el municipio de Concepción, considerada por el ministro de Defensa Fernando López como la zona más compleja por el fuego y la dificultad de accesos, obligan a que las operaciones por aire para mitigar las llamas sean postergadas hasta este viernes. 

Además, no se descarta que haya nuevas directrices, ya que el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COEDse reunirá hoy, a las 16:00, de acuerdo a información a la que tuvo acceso EL DEBER.

Las cuatro aeronaves Air Tractor AT-501 están a la espera de la llegada de combustible para que las operaciones por aire tengan continuidad y de esta manera complementar las labores que se hacen en tierra.

El ministro afirmó que en la zona de Copaibo ya se encuentran desplazadas  tropas para controlar las llamas y hasta se armó un campamento para empezar a trabajar con maquinaria. Se harán cortafuegos, para impedir que el fuego se propague. Por aire trabajarán los hidroaviones.

Al respecto, Enrique Bruno, responsable de la empresa Total Fuego Aviación (que dispuso de los hidroaviones), manifestó que en toda operación de extinción de incendios se necesita logística, abastecimiento de combustible y de agua, así como gente trabajando en tierra para hacer más efectivas las labores.

"Necesitamos trabajar coordinadamente y eso es lo que se está haciendo. Mañana vamos a hacer un sobrevuelo de reconocimiento porque los incendios cambian hora a horaEl avión sólo no sirve, por lo que las brigadas de tierra son esenciales para terminar de liquidar el incendio", explicó Bruno.

Según el especialista, cada una de las aeronaves tiene capacidad de 4.000 litros que se vacían en un rango de 100 metros. Los tanques se llenan en no más de cinco minutos y se prevé que en esta operación se realicen unos cinco vuelos de descarga por hora.