Escucha esta nota aquí

Por: Jessica Vega M.

Una mujer que sufrió el robo de su heladera, televisor, bicicleta y dinero, por delincuentes que ingresaron a su vivienda a robar, logró ubicarlos luego de una operación encubierta junto a la Policía.

La misma víctima fue la que llegó junto a oficiales encubiertos hasta el domicilio donde los antisociales guardaban los objetos robados y logró identificar en el interior todos sus bienes y dio la alerta a los policías para atrapar a los delincuentes.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) del Sur Integrado, capitán Carlos Canaviri, indicó que el robo en el domicilio se produjo el jueves a las 18:30 en la urbanización Mapaiso en La Guardia, donde la dueña al llegar a su casa a las 23:00 se da cuenta del robo al ver violentadas sus puertas y sienta la denuncia. “Los delincuentes se llevaron un televisor, una heladera, un equipo de sonido con dos parlantes grandes, una bicicleta y Bs 5.000”, precisó.

Al día siguiente del robo la afectada revisó las redes sociales y vio que una persona puso en venta su heladera y de inmediato informa a los policías de La Guardia, quienes concretan el la supuesta compra para dar con su paradero. Los vendedores envían la ubicación donde se encontraban, llevándolos hasta el municipio de Cotoca.

“El vendedor permite que solo una de las tres personas que van en busca de la heladera ingrese, la víctima se arriesga a entrar y sale conteniendo su alegría al reconocer su heladera y los equipos que le habían robado”, indicó.

Las policías encubiertas le piden nuevamente al vendedor que le permitan ingresar a verificar el estado del motor de la heladera y así animarse a concretar la compra, este movimiento permitió dar la última señal a los demás efectivos que esperaban afuera para salir de sus escondites y capturar a los delincuentes.

 En el interior de la casa había 12 personas, a diez de ellas se les dio el cese de arresto, pero al dueño de la casa y su cómplice fueron enviados a la cárcel de Palmasola.

Robo en una iglesia 

El jefe de la Policía de La Guardia, indicó que no solo se cometió el robo en el domicilio de esta denunciante, sino en otros tres inmuebles, entre ellos una iglesia y por el modo de operar se estima que fueron los mismos ladrones.

“Continuamos con las investigaciones para ver qué otras personas están involucradas en los robos que se han cometido en estos barrios”, sostuvo Canaviri.

El pastor de la iglesia Jesús el Pan y Vida, Pedro Morales, indicó que los delincuentes también ingresaron a robar en el templo y se dieron cuenta del hecho cuando buscaron los equipos para celebrar el culto. “Los ladrones entraron pusieron la caldera para tomar café y se comieron unas galletas. Dejaron tirados en el piso los documentos y se llevaron el cerebro del equipo de música, un teclado y otras cosas”, denunció. 


Comentarios