Escucha esta nota aquí

Los tubos de oxígeno médico se amontonan en la capital cruceña a la espera de ser recargados y trasladados a los diferentes centros de salud que los requieren con urgencia para atender a los pacientes, especialmente a los infectados con Covid-19 en estado grave. La escasez del producto se da tanto en el sistema público como en el privado.

Desde la Secretaría de Salud de la Alcaldía cruceña indicaron que se hallan trabajando para renovar los contratos con las empresas proveedoras, ya que estos fenecen en mayo y pone en peligro la dotación de oxígeno a los hospitales de segundo nivel. 

La contratación se hace normalmente a través del Sistema de Contrataciones, pero el problema está en que las empresas no pueden abastecer la demanda de la ciudadanía y del sector publico, que se extiende también a otros departamentos del país.

Las familias con pacientes internados tienen que peregrinar de un lado a otro en busca de una recarga  de oxígeno y los que tienen mayor suerte, consiguen una dotación, aunque no pasa de tres cuartos de un tanque debido a que se está racionando incluso en centros privados, donde se da el golpe de la escasez.

Las empresas no pueden abastecer la creciente demanda, pese a que trabajan para dar cobertura no solo a Santa Cruz, sino también a otras regiones del país, donde hay limitaciones para el llenado de estos tanques.

Un ejemplo de ello se observa en Cochabamba, ciudad en la que hay alerta por la escasez de oxígeno médico, en un momento de alto índice de contagios por Covid-19. Según informes, en el hospital del Norte solo había oxígeno para el día de hoy. Este nosocomio se encuentra saturado de enfermos con Covid-19.




En Cochabamba, hay escasez de oxígeno médico/Foto: APG

 Beni también atravesó una situación similar; sin embargo, el escenario muestra un horizonte más claro después de la llegada de 194 tubos de oxígeno y de 10 concentradores, según reportó a EL DEBER el jefe del área de Planificación del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Eduardo Solares.

Después de varios días de sufrir escasez de oxígeno, hoy los hospitales de Beni respiran más tranquilos, pues llevaron varios tanques recargados/Foto: APG


Comentarios