Escucha esta nota aquí

Pese a la pandemia por el coronavirus que enfrenta el país y, en particular, el departamento de Santa Cruz que es el más golpeado por la enfermedad; los chaqueos han aumentado en relación con años anteriores.

Según un reporte del Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales de la Gobernación, entre el 1 y el 15 de abril fueron identificados 463 focos de quema, cuando el promedio histórico en este mes es de 292. El día que se registraron más focos fue el 11 de este mes, con 71 casos.

La mayor parte de estos focos está en los municipios Carmen Rivero Tórrez, Charagua y San José y se concentran, principalmente, en tierras de uso forestal y agropecuario extensivo.

Riesgo de incendios

Según el informe de la Gobernación, el 25% del departamento tiene un alto riesgo de sufrir incendios forestales y el 21%, riesgo medio. Las tierras restantes estarían fuera de peligro, según el reporte.

Las quemas se dan siete meses después de que Santa Cruz sufriera uno de los mayores incendios de su historia. Entre julio y septiembre del año pasado, el fuego se salió de control en la Chiquitania y arrasó con al menos 3,5 millones de hectáreas (según datos del Fondo Mundial para la Naturaleza)
y es considerado uno de los eventos más devastadores de la región.