Roboré y San Matías sufrieron la reactivación de las llamas con el cambio en la dirección de los vientos. La tarea conjunta entre varias instituciones permite facilitar las acciones

17 de agosto de 2021, 12:43 PM
17 de agosto de 2021, 12:43 PM

Cinco emergencias forestales activan las alertas y obligan al apronte de bomberos  y equipos de emergencia. Los incendios forestales en Roboré, Ascensión de Guarayos, San Matías, Concepción y San Ignacio de Velasco preocupan a la jefa de la Unidad de Bomberos de la Gobernación, Yovenka Rosado, quien coordina con los municipios las acciones a seguir.

Tanto en el ANMI San Matías como en Roboré, las llamas se han reactivado cuando los incendios estaban casi liquidados. El cambio en la dirección de los vientos sorprendió a los bomberos y militares desplazados, y reavivó las llamas en ambas áreas protegidas.

En los últimos días se han producido tres nuevos incendios. San Ignacio de Velasco, Concepción y Ascensión de Guarayos son las regiones afectadas.

Rosado destaca la labor realizada desde las salas de situación dependientes de los municipios. Desde ahí se diseña las estrategias y se coordina la logística para el trabajo de los bomberos. "Como gobernación, estamos atentos y en apronte para enviar los recursos que se soliciten", refirió la funcionaria.

El incendio de San Ignacio se acerca a la comunidad San Bartolo. Desde hace un par de días se trabaja con la maquinaria pesada cedida por las haciendas que se encuentran en las inmediaciones. Un equipo de instructores de la Gobernación coopera con los bomberos voluntarios y militares desplazados.

El centro de custodia de animales silvestres de Ascensión de Guarayos se encuentra amenazado por las llamas que avanzan por la serranía. Por el momento, la colaboración de bomberos y técnicos del municipio trata de controlar el avance del fuego.

En el caso de Concepción, Rosado agradece el apoyo de los aserraderos colindantes que han cedido la maquinaria pesada para implementar los cortafuegos. Esta práctica supone una estrategia de control de incendios.

Quebracho se desplaza a Roboré

Los bomberos voluntarios de Quebracho refuerzan el grupo de personas que opera en Roboré. El incendio se reactivó en el interior del Área Protegida de Tucabaca y se busca sofocarlo cuanto antes.

Diego Suárez, responsable de los voluntarios de Quebracho, desplazará dos unidades de intervención rápida con 10 bomberos voluntarios. Cuentan con autonomía de gestión para diez días, lo que significa que no requieren, por el momento, apoyo con alimentos o combustibles.

Al igual que muchos bomberos voluntarios, realizan acciones de recaudación de ayudas de manera continua para aliviar las obligaciones de las instituciones. De esta forma, su intervención en campo se convierte en autónoma y no reclama, al menos durante los primeros días, apoyo logístico.

Tanto Rosado como Suárez lanzan una pedido a la población para que pueda acompañar las acciones de los bomberos con la donación de ropa, alimentos y bebidas que son requeridos en campo.