Escucha esta nota aquí

Han pedido disculpas por la broma pesada que hicieron, pero eso no basta. No para muchas personas en Santa Cruz ni para sus autoridades. Por eso, los cuatro jóvenes que reconocieron ser los autores del video donde uno de ellos —disfrazado de árabe— coloca una "bomba falsa" en un micro de la línea 72, fueron conminados hoy a realizar un servicio social como medida compensatoria por el malestar que causaron.

Así lo confirmó esta mañana el comandante departamental de la Policía cruceña, Sabino Guzmán, en rueda de prensa conjunta con el fiscal departamental, Gomer Padilla. Se dejó de lado aplicar una sanción penal contra ellos, por esta vez.

Para cumplir ese cometido, de acuerdo con Guzmán, los jóvenes deberán realizar otro video con un mensaje positivo para su generación, en coordinación la Unidad de Comunicación de la Policía.

El mensaje puede estar relacionado a la lucha contra el consumo de drogas entre adolescentes cruceños, citó como ejemplo el comandante.

Los padres de los conminados han pedido disculpas a la población. El comandante Guzmán, por su parte, explicó que es muy peligroso jugar con un caso de supuesto atentado terrorista, dado que si un agente policial los llegaba a ver, podía haber actuado y haber provocado una tragedia.