Escucha esta nota aquí

En un operativo iniciado a las 6:00 de este miércoles, coordinado entre autoridades de la Policía, de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, de la Gobernación y del Ministerio Público, agentes entraron a algunos canales de drenaje de la ciudad y retiraron a personas en situación de calle, entre ellos menores de edad, que viven en estos lugares.

Los operativos comenzaron en el segundo anillo y la avenida La Salle hasta el cuarto anillo y el canal Isuto; posteriormente se trasladaron a la avenida Piraí, donde también retiraron a un grupo de indigentes.

Roxana Ortiz, representante de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, informó de que la batida obedece a una denuncia que la Policía recibió de vecinos que indicaron que menores de edad se drogaban casi a diario debajo de estos desagües, donde conviven con adultos.

Hasta las 7:20 los uniformados subieron a sus camionetas a decenas de hombres y mujeres, denominados ‘topos’, que viven en condiciones deplorables y, en esta época, soportando las bajas temperaturas invernales.

Estas personas fueron trasladadas a las instalaciones de la Policía Montada. Ortiz reveló que en los grupos intervenidos se hallaron ocho menores de edad, que serán chequeados por personal médico para internarlos en albergues.

Los adultos también serán remitidos a centros de recuperación que están bajo la tuición del Gobierno departamental.