Escucha esta nota aquí

“El tema del Carnaval lo vamos a analizar con mucho detalle y mucha responsabilidad, el día martes en el COED (Comité de Operaciones de Emergencia Departamental). No queremos adelantarnos y verter opiniones irresponsables; tenemos que ser serios y consecuentes con lo que estamos viviendo”, declaró este viernes Fernando Pacheco, secretario departamental de Salud, al ser consultado sobre si ve prudente que haya Carnaval en esta época de pandemia.

Pacheco explicó que si bien Santa Cruz está en una desescalada de casos positivos de Covid-19, recién está terminando la tercera semana y aún no se tiene el control de la enfermedad; para que ello suceda, deberían pasar al menos cuatro o cinco semanas.

Para el epidemiólogo Virgilio Prieto, es probable que la desescalada de casos de coronavirus pueda continuar bajando hasta la segunda semana de febrero, pero eso dependerá del comportamiento de la población, de que no se relaje ante una falsa seguridad de que los casos disminuyan y se exponga al riesgo de una nueva escalada.

Similar es el criterio de Jorge Quiroz, gerente de Redes Urbanas de Salud, quien el jueves se refirió a que el comportamiento de la población incide en el comportamiento epidemiológico. Animó a la población a seguir con la vacunación para lograr la inmunidad de rebaño, que permita reactivar la economía.

Para el ministro de Salud, Jeyson Auza, citado por ABI, la disminución de casos no significa que se haya controlado el avance de la pandemia ni que exista una desescalada en Santa Cruz. Dijo que se trata solo de dos semanas continuas de baja, que hay que esperar a ver cómo se presentan en la tercera semana y más adelante.  “Todo eso dependerá del comportamiento de la población, que debe evitar el aflojar las medidas de bioseguridad” manifestó.

De acuerdo con Prieto, los casos elevados que se han registrado durante la segunda y tercera semana de enero son el resultado de Año Nuevo, cuando la gente se ha reunido en familia o socialmente, pues los tiempos de incubación del virus coinciden. El médico es enfático: los riesgos no se eliminan, la transmisión va a seguir.

El epidemiólogo ve que el Carnaval puede ser un riesgo, según como vaya la notificación de casos de Covid-19.

El miércoles 26, el alcalde, Jhonny Fernández se reunió con representantes de la Asociación Cruceña de Comparsas Carnavaleras (ACCC) y de la comparsa coronadora. Al término de esa reunión, el Alcalde señaló que, para hablar de Carnaval debía aumentar la vacunación, y guardarse las medidas de bioseguridad, pues lo más importante es la salud, pero que también debía considerarse el aspecto económico, ya que muchos sectores podrían reactivarse económicamente si esta fiesta se celebra. Se comprometió a dar una respuesta la primera semana de febrero.

En tanto, que este viernes, durante la entrega de la Plaza Cruz Verde, Fernández bromeó con los vecinos con respecto a la realización del Carnaval. Les pidió que levantaran la mano a quienes querían Carnaval, luego a quienes no y, finalmente, a aquellos “que tienen permiso”.

Auza había indicado, el jueves pasado que, si bien los gobiernos municipales y departamentales gozan de autonomía para tomar sus determinaciones, debe anteponerse la salud ante esta cuarta ola de Covid-19, además de insistir en las medidas de bioseguridad.

El epidemiólogo Prieto ve necesario que la población comprenda que: la vacuna contra el coronavirus no evita infección, tampoco evita que una persona vacunada e infectada pueda transmitirla a otros. Sin embargo, la vacuna evita los casos graves y fatales; evita la muerte. Recordó que el 90% de las personas que fallecen por Covid-19, no han recibido ninguna dosis de inmunización.

Mirada Carnavalera

Rafael López, representante de la comparsa Picarazos, coronadores del Carnaval 2022, manifestó que, si las autoridades autorizan la celebración de la Fiesta grande de los cruceños, los carnavaleros están listos con las medidas de bioseguridad para todas sus actividades. El respectivo proyecto ya ha sido presentado al Municipio.

Explicó que a los carnavaleros se les pedirá el carné de vacunación como requisito para su participación, además de que se cumpla con el uso del barbijo, la desinfección de manos el distanciamiento físico y se respete el aforo determinado por las autoridades.

La ACCC, de acuerdo con López, cuenta con una base de datos con las listas de integrantes de cada comparsa que han sido inmunizados, de manera de lograr el ciento por ciento de vacunados. Ellos cruzan la información con la del Ministerio de Salud, imprimen el carné y aumentan un código propio de la ACCC para tener ese registro y a la vez documento que asegura que la persona está vacunada.

De aprobarse la realización del Carnaval cruceño en el COED del martes, o este fin de semana, por el Municipio, ¿qué actividades podrían realizarse?: Dos precarnavaleras, el Café de Reinas, diversos festivales gastronómicos, musicales y culturales, la coronación de la reina, el Corso y los tres días de mojazón. Por supuesto, adaptados a las normas de bioseguridad que permitan evitar los contagios.

López señaló que han estado promoviendo y socializando la vacunación con diversos sectores, como los comerciantes y transportistas, pero que también han visitado barrios alejados, llevando videos con la reina del Carnaval. La soberana ha estado acompañando la campaña móvil de inmunización, que el Sedes lleva adelante desde el pasado domingo 23, y que concluirá el lunes 31 de enero.

Carnaval de Oruro y de Brasil

Oruro es el primer departamento en confirmar la realización del Carnaval en 2022. Lo hizo el jueves 27, tras una reunión entre el Ministerio de Culturas, los músicos y representantes de los conjuntos folklóricos, el Servicio Departamental de Salud y su Gobierno municipal. 

Los músicos se comprometieron a guardar las medidas de bioseguridad, mientras que las autoridades municipales se refirieron a una cobertura del 78% de ciudadanos vacunados con las segundas dosis en Oruro, cuyo Carnaval ha sido nombrado por la Unesco como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Mientras tanto, en Brasil, tanto Río de Janeiro como San Pablo han pospuesto sus desfiles de Carnaval hasta abril,en respeto al actual cuadro de la pandemia en el vecino país y la necesidad de preservar vidas", informaron en un comunicado las autoridades de las dos mayores ciudades brasileñas, de acuerdo con la agencia AFP.

"Es una postergación necesaria, tendremos mucha más seguridad para realizar (el carnaval) a fines de abril", señaló el secretario de Salud de Río de Janeiro, Daniel Soranz, citado por la agencia de noticias, que también toma declaraciones de Sidnei Carriuolo, presidente de la Liga de Escolas de Samba de Sao Paulo:  "Es la actitud correcta, tiene todo el apoyo de las escuelas de samba y esperamos que el 21 de abril podamos hacer una fiesta de alegría, como el carnaval manda".


Comentarios