Escucha esta nota aquí

La ola de incendios en la Chiquitania, despertó la generosidad de la población y de empresas que hicieron llegar donativos.

Luego de algunas evaluaciones, los encargados de gestionar la ayuda en los diez municipios afectados dieron a conocer la lista de los insumos prioritarios, que permitirán dar mejores condiciones, sobre todo, a los bomberos forestales y a otros voluntarios que permanecerán en los lugares afectados mientras exista el riesgo de que el fuego se avive.

Juan Padilla, director del Hospital Municipal de Roboré, pidió a la población que colabore con sal de rehidratación oral saborizada, colirios decongestivos, Amoxicilina en jarabe (250 mg), Amoxicilina en comprimidos (500 mg), Cotrimoxasol en jarabe, tabletas de Ciprofloxacina (500), Ibuprofeno (400), Diclofenaco (50), jarabe Ambroxol (15 y 30 mg), Penicilina (600, 1200 y 2400), Diclofenaco en ampolla (75), vendas de gasas estériles y también de 15 y 15 cm, pomada Quemacurán, Diclofenaco en gel, spray Golpex, Viadil compuesto en ampollas y en comprimidos.

Hasta ese centro de salud han llegado en menos de diez días casi 2.500 personas de distintas comunidades, todas afectadas por el humo y el fuego.

Sonia Vincenti, directora de Coordinación Social de la Gobernación, dice que la urgencia son los alimentos secos (harina, azúcar, arroz, fideo) para la olla común de los bomberos y voluntarios, se requieren mil raciones y solo ha conseguido 600 de las empresas.

También dijo que el trabajo duro con el fuego hace que los bomberos sigan requiriendo lo básico para su indumentaria, “por ejemplos los barbijos azules y duros, las botas de suela y sin metal en la punta, etc.”.

Diego Suárez, uno de los 18 bomberos certificados de la Fundación Rescate Urbano, viralizó un pedido para su labor. “En diez días hemos apagado 30 incendios grandes y 40 pequeños, la indumentaria se desgasta y nosotros estamos agotados. Lo que más les escasea es la mochila forestal, cascos, gafas de seguridad, pañoletas de algodón, ropa retardante de fuego (amarilla), guantes de vaqueta, pala forestal, hacha Pulaski, rastrillo MacLeod y machete Rozón (con funda).

El alcalde de San Rafael, Julio Alvis, hace varios días que hizo público el pedido de colchones y colchonetas, para atender mejor a los 30 bomberos voluntarios de Jujuy. Jorge Vargas, del COEM, pidió herramientas para apagar los incendios.

Tags

Comentarios