Escucha esta nota aquí

Según las estadísticas del Ministerio de Salud, Santa Cruz es el departamento que muestra una faceta distinta respecto a los casos positivos por Covid-19, ya que desde el 30 de julio (hace 20 días) refleja un descenso en los contagios. Actualmente, la cifra muestra un acumulado de 38.580 personas infectadas y en la última jornada sumaron 69 casos nuevos, la más baja desde mayo.

El médico infectólogo Juan Saavedra asegura que el inicio del pico de contagios se registró el 13 de junio, con ascensos que se percibieron hasta finales de julio. Esto significa que Santa Cruz "está en fase de descenso de contagios" por Covid-19, según el galeno.

"Así como el ascenso es exponencial, el descenso también lo es, pero se da con una velocidad más lenta. Habrá un menor número de casos en los próximos días, pero eso no significa que el virus desaparecerá, sino que se quedará en límites bajos. Dependerá del comportamiento de los vecinos y de las decisiones que tomen las autoridades para que se mantenga así", manifestó Saavedra.

En referencia a las decisiones del sector público, el infectólogo calificó como una "medida incorrecta" autorizar que los micros y colectivos trabajen al 80% de su capacidad. 

Para Saavedra, todavía es menester tener distanciamiento físico y eso no se cumple en el transporte público. Lo mismo en ascensores, ciertos negocios y en las filas de entidades públicas y privadas.

"En un metro cúbico de aire se pueden concentrar 7 millones de virus y sabemos lo que puede ocurrir si hay un infectado en un bus con 20 pasajeros sentados, que viajan mínimo por 10 minutos en el vehículo, con las puertas y ventanas cerradas respirando el mismo aire", expuso el especialista.

Saavedra teme que este tipo de decisiones desencadene una no deseada segunda ola de contagios en Santa Cruz, por lo que todas las acciones desarrolladas deben mantener a buen recaudo a los vecinos hasta lograr que cada uno logre estar vacunado contra el virus. 

 Santa Cruz ya no está en la meseta de contagio y, de acuerdo a sus estimaciones y a la explicación basada en el estudio de los casos, se podría alcanzar la cifra de 48.000 contagios en septiembre.

En la última jornada, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz, Marcelo Ríos, señaló que, si bien las cifras tienen una tendencia a la baja, aún persiste el riesgo de contagio, sobre todo para quienes no asumen los cuidados y medidas de bioseguridad.

“Las cifras que tenemos actualmente no deben generar ningún tipo de relajamiento, ni sensación de seguridad. La única seguridad es la que cada uno de nosotros asumimos y exigimos que se cumpla, la seguridad de estar a dos metros de distancia y el uso adecuado de barbijos”, indicó Ríos.

El gobernador Rubén Costas también apuntó que las estrategias  a escala departamental han dado buenos resultados, pero hay que mantener la contención y las acciones para frenar la expansión del virus y así pensar en reactivar en su totalidad el aparato productivo cruceño.

"La región que salga más rápido de la pandemia tendrá mejores oportunidades de reactivación. No podemos descuidarnos o relajarnos", expuso la autoridad cruceña.